Miércoles de Ceniza: Inicia la Cuaresma; oración, ayuno y penitencia. Por la conversión y paz en el mundo

Mar 2, 2022 | Actualidad, Nacionales, Portada, Región, Religión, Sucesos | 0 Comentarios

Con información de Antonio de León.

Con la imposición de la Cruz de Ceniza en la frente, los coatepecanos iniciaron la Cuaresma.

En Coatepeque, la Santa Eucaristía se realizó en la parroquia Santiago Apóstol, donde por las restricciones que se mantienen para evitar contagios de Coronavirus COVID-19, el aforo fue limitado.

El párroco, Juan Miguel, hizo el llamado a los asistentes a orar por el final de la pandemia e invitó a vacunarse contra el COVID-19.

Para las personas que no pudieron ingresar a la parroquia, la cruz de ceniza será colocada en el atrio de la iglesia a las 10:30 de la mañana de este miércoles.

El inicio de la Cuaresma está marcado por el Miércoles de Ceniza y el final por la víspera del Domingo de Pascua o de Resurrección.

“Nosotros hemos conocido y hemos creído en el amor que Dios nos tuvo. Dios es amor: quien conserva el amor permanece con Dios y Dios con él. El amor llegará en nosotros a su perfección si somos en el mundo lo que él fue y esperemos confiados el día del juicio.” -1 Juan 4: 16-18- . Conviértete y cree en el Evangelio.

 “Polvo eres y en polvo te convertirás”. “Conviértete y cree en el evangelio”. Esas frases, pronunciadas por sacerdotes mientras dibujan con ceniza la señal de la cruz en la frente de los feligreses, representan todo el Miércoles de Ceniza: el inicio de la Cuaresma (los 40 días en los que los católicos se preparan para la pasión, muerte y resurrección de Jesús). Cada año, el Miércoles de Ceniza se dejan ver por las calles miles de católicos con esta señal en su cara.

Las cenizas, resultado de la quema de las palmas del Domingo de Ramos del año anterior, se imponen sobre los católicos como un recordatorio de que la vida terrenal es temporal: “La imposición de las cenizas nos recuerda que nuestra vida en la tierra es pasajera y que nuestra vida definitiva se encuentre en el cielo”, explican en la web catholic.net.

Al ser el Miércoles de Ceniza el inicio de la Cuaresma, y la cuaresma el tiempo de preparación para la Pasión de Cristo mediante la reflexión, la Iglesia católica pide a sus feligreses que oren y realicen ciertos sacrificios: el ayuno y la abstinencia tanto el Miércoles de Ceniza como todos los viernes posteriores hasta el Domingo de Resurrección.

El ayuno consiste en hacer una sola comida fuerte al día, mientras que la abstinencia se basa en no comer carne. Según explican en catholic.net, la abstinencia es obligatoria a partir de los 14 años y, el ayuno, de los 18 a los 59 años. Los católicos entienden que, mediante estos sacrificios, se purifican y piden “perdón a Dios por haberlo ofendido” y le dicen “que queremos cambiar de vida para agradarlo siempre”, agregan en dicha web.

Fuente CNN.

Le puede interesar:

Herberth Tax
Herberth Tax

NOTICIAS RELACIONADAS