Dignidad

por | Feb 21, 2022 | Opinión | 0 Comentarios

En el mundo viven millones de personas que son víctimas de abusos, injusticias, hambre, enfermedades, torturas o asesinatos, discriminación, etc. sin que los estados se preocupen por ellos; es decir, sin acciones públicas suficientes para mitigarles el dolor.

La dignidad es un valor inherente a todo ser humano que no termina por una decisión de otro ser humano. La dignidad no sólo hay que verla desde el punto de vista de vivir diario, sino también desde esos dos elementos básicos que le sostienen que son la libertad y la igualdad; ambas, obtenidas con el nacimiento bajo cualquier circunstancia favorable o desfavorable.

Esa libertad intrínseca hace que la persona pueda pensar y tener conciencia real de lo que le rodea, a pesar de las influencias naturales, económicas, sociales y políticas. Esa libertad que no sólo se ejerce por el derecho a la libertad de movimiento o locomoción, o a la libertad de expresión o a todo lo que representa los derechos civiles y políticos.  

La Libertad es mucho más que eso. Es un don inviolable, inalienable que posee todo ser humano por el único hecho de ser tal. La Libertad, hace que el ser humano pueda desarrollarse libremente dentro de sí mismo sin que nadie puede alterarlo si no es tan sólo por una propia voluntad; y, aun cuando tenga impedimentos de ejercer derechos reconocidos, esa libertad va más allá, es desarrollarse dentro de valores y principios propios que son sólo propiedad de uno y de nadie más.

La dignidad de la persona también incluye un elemento importante que es la Igualdad, que es diferente a la “igualdad” que usualmente conocemos; es decir, igualdad de oportunidades de trabajo, igualdad de un derecho a la educación; igualdad de condiciones; igualdad de trato, etc. Esta “igualdad”, es algo que va más allá, es aquel elemento de la Dignidad que cada ser humano posee por el hecho de ser concebido, igualdad de vivir, igualdad de desarrollarse, igualdad de poder pensar con libertad, igualdad de saber qué es lo bueno y que es lo malo. 

El ser humano por naturaleza tiene Dignidad y constituye el fundamento básico de la existencia y debe ser concebida como la esencia más profunda en su integridad o desde su propia naturaleza como ser espiritual y moral. La dignidad humana es el valor básico que fundamenta a los derechos humanos para explicar y satisfacer las necesidades de la persona en la esfera moral especialmente y que tiene por fundamento la propia libertad y autonomía de la persona.

La dignidad humana significa que la persona no solo que no debe ser objeto de ofensa o humillaciones, sino que supone también que es sujeto de su pleno desarrollo de la personalidad como individuo. Todos tenemos Dignidad, pero son las sociedades las que se encargan de hacernos diferentes bajo circunstancias económicas, sociales, políticas y culturales, que conllevan a las violaciones permanentes de los derechos más elementales de las personas.   

Hasta la próxima semana.

Luis Felipe Polo
Luis Felipe Polo

Doctor en Teología, Magister en Administración de Empresas y egresado de la carrera de Derecho. Rector Magnífico de la Northern International University y Presidente del Instituto de Innovación y Desarrollo Humano. Autor de libros, ensayos y artículos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *