Periodista nicaragüense presunta víctima de repunte de COVID-19

Abr 30, 2021 | Internacionales, no disponible, Not Available | 0 Comentarios

El gremio periodístico de Nicaragua está consternado por la muerte de Ileana Lacayo, periodista de Noticias de Bluefields, fallecida el jueves tras batallar durante varios días contra complicaciones causadas por el COVID -19.

Sus familiares y colegas confirmaron el deceso y lamentaron su partida después de que ella había regresado del exilio hace algunos meses.

La noticia llega en medio del alerta que expertos independientes lanzaron hace unos días sobre un rebrote del virus en el país y cuando el Ministerio de Salud ha admitido discretamente un aumento de los casos.

Al mismo tiempo, es un duro golpe para el periodismo nacional.

“Nadie esperaba el deceso de una colega de un colega más. El periodismo independiente siente un profundo dolor”, dijo Sergio Marín Cornabaca, miembro de la Asociación de Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua, PCIN.

Marín expresó también una advertencia para los nicaragüenses.

“Si algo podemos hacer es hacerle un llamado al pueblo de Nicaragua para que se cuide de esta pandemia. Y sobre todo evitar las aglomeraciones. Estoy viendo temerariamente la convocatoria de candidatos que se están inscribiendo en lugares cerrados donde no se pueden convivir, estamos ante un brote serio».

Ileana Lacayo es la tercera periodista que pierde la vida a causa del COVID-19 en Nicaragua, lo que resalta los riesgos que implica un rebrote para el ejercicio profesional, en especial cuando los hospitales públicos del país no dan información sobre los contagiados y el ambiente en el que se encuentran.

En el caso de Lacayo, durante el tiempo que estuvo en el hospital fue internada en la sala destinada a pacientes con COVID-19, pero murió sin conocer los resultados de su prueba PCR.

Julio López, dirigente de PCIN, dijo que los hospitales públicos en Nicaragua “fácilmente se saturan, (y) no hay suficiente cantidad de camas en la unidad de cuidados intensivos”. También, “el periodismo tiene que asumir gastos enormes cuando se recurre al sistema de salud privado”.

Sin embargo, hay otro temor entre los periodistas: “en el contexto nicaragüense sabemos que hay mucho temor del periodismo de ir a un hospital público debido al tema de represión que ha existido en Nicaragua”.

Hasta ahora las autoridades no han advertido sobre un rebrote del virus en el país, pero médicos independientes alertaron sobre los riesgos de la presencia de nuevas variantes del COVID-19 y que un repunte de casos podría ser más caótico que los del año pasado, cuando los hospitales se abarrotaron y los “entierros express” se salieron de las manos al Ministerio de Salud.

Con información de Daliana Ocaña / Voz de América

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *