ONU y OMS presionan para distribución equitativa de vacunas contra COVID-19

Oct 11, 2021 | Internacionales, Not Available, Política, Salud | 0 Comentarios

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, expresó su frustración por el desequilibrio para conseguir vacunas contra el COVID-19 entre los países pobres y los ricos.

“No tener una distribución equitativa de vacunas no es solo una inmoralidad, sino también una estupidez”, dijo Guterres el jueves.

Agregó que el impulso de los países desarrollados para vacunar a su población “una, dos o tres veces será insuficiente” si el resto del mundo sigue sin vacunar y nuevas variantes del COVID-19 van apareciendo.

La ONU y la Organización Mundial de la Salud (OMS) están buscando 8.000 millones de dólares para poner en marcha su estrategia de vacunar al 40% de cada país del mundo para fines de este año y el 70% para mediados de 2022.

El plan promueve un cambio de las fechas de envíos de vacunas de los países ricos a los pobres y que los primeros cumplan sus compromisos de donación de vacunas al mecanismo COVAX de distribución equitativa de las dosis.

“Aun podemos cumplir las metas para este año y el próximo, pero eso necesitará un nivel de compromiso político, acciones y cooperación mayor de lo que hemos visto hasta la fecha”, expresó el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Mientras tanto en Estados Unidos, un estudio publicado el jueves en la revista médica Pediatrics dijo que más de 120.000 niños en EE. UU. perdieron a un padre, una madre u otra persona responsable de su cuidado a causa de la pandemia.

El estudio indicó que al menos la mitad de esas muertes ocurrieron en familias de minorías como afroamericanos o hispanos.

La doctora Nora D. Volkow, directora del Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas, dijo que es necesario “abordar las desigualdades subyacentes y las disparidades de salud que ponen a las personas de color en mayor riesgo de contraer COVID-19 y morir de COVID-19, y también coloca a los niños de color en más riesgo de perder a un padre y un cuidador, y a los efectos adversos relacionados para su desarrollo”.

Según cifras de la Universidad Johns Hopkins, 237 millones de personas han contraído el COVID-19 en todo el mundo y casi cinco millones han muerto por la enfermedad. Un total de 6.400 millones de vacunas se han administrado globalmente.

Con información de Voz de América / Foto ilustrativa Ministerio de Salud de Guatemala