Myanmar: lo que necesita saber de la crisis reciente

Feb 1, 2021 | Internacionales, no disponible, Not Available, Política | 0 Comentarios

El Ejército de Myanmar aseguró el lunes que tomará el control del país durante un año tras declarar el estado de emergencia.

¿Cómo comenzó todo?

Los militares afirmaron que hubo fraude electoral en las elecciones de noviembre en las que el Partido Liga Nacional por la Democracia (LND), de la líder de facto Aung San Suu Kyi, obtuvo una amplia mayoría en el Parlamento. La Comisión Electoral de Myanmar ha rechazado la acusación de fraude.

¿Por qué ahora?

El movimiento de los militares se produjo horas antes de que el nuevo Parlamento se reuniera por primera vez este lunes 1 de febrero.

¿Qué pasó con los líderes de la LND?

Un portavoz del partido dijo que Aung San Suu Kyi fue detenida el lunes temprano, junto con otros funcionarios, incluido el presidente Win Myint.

¿Cómo ha respondido la comunidad internacional?

Las declaraciones de condena por las acciones de los militares provienen del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, del Departamento de Estado y de la Casa Blanca, y de varios otros países, incluidos Australia, India y Singapur.

Línea de tiempo de turbulentos eventos en Myanmar

Noviembre de 2015: La Liga Nacional para la Democracia (LND) gana las elecciones generales por abrumadora mayoría y Aung San Suu Kyi asume el poder en un rol especialmente creado de consejera de estado.

Octubre de 2016: militantes rohingya atacan tres puestos fronterizos de la policía en el estado de Rakhine y matan a nueve policías. Luego, el ejército de Myanmar lleva a cabo una operación de seguridad, lo que resulta en que unas 70.000 personas abandonen el área hacia el vecino Bangladesh.

Agosto de 2017: militantes rohingya lanzan ataques en todo Rakhine, lo que desencadena una campaña liderada por el ejército que lleva a más de 730.000 rohingya a Bangladesh. Naciones Unidas dice que la campaña de asesinatos masivos, violaciones e incendios provocados se llevó a cabo con «intención genocida». Myanmar lo niega.

Enero de 2019: comienzan nuevos combates en Rakhine entre las tropas gubernamentales y el Ejército Arakan (AA), un grupo insurgente que busca una mayor autonomía regional que recluta de la minoría étnica Rakhine, en su mayoría budista. Aung San Suu Kyi insta al ejército a «aplastar» a los rebeldes.

Diciembre de 2019: Aung San Suu Kyi aparece en la Corte Internacional de Justicia de La Haya y rechaza las acusaciones de genocidio contra los rohingya por considerarlas «incompletas y engañosas», pero dice que se pueden haber cometido crímenes de guerra.

Septiembre de 2020: el gobierno instituye el bloqueo para frenar el coronavirus en Yangon y otras áreas, pero insiste en que se llevarán a cabo las elecciones del 8 de noviembre.

22 de septiembre: Thomas Andrews, el investigador de derechos humanos de la ONU en Myanmar, dice que las urnas no cumplirán con los estándares internacionales debido a la privación de derechos de cientos de miles de rohingya.

17 de octubre: la comisión electoral de Myanmar cancela la votación en vastas zonas del estado de Rakhine, donde la lucha con AA ha matado a decenas y ha desplazado a decenas de miles.

3 de noviembre: el jefe del Ejército, Min Aung Hlaing, dice que el gobierno civil está cometiendo «errores inaceptables» antes de las elecciones, la segunda advertencia en dos días sobre un posible sesgo en la votación. Aung San Suu Kyi pide calma en una publicación de Facebook e insta a los votantes a no dejarse intimidar.

9 de noviembre: La NLD reclama una rotunda victoria en las elecciones parlamentarias.

11 de noviembre: La principal oposición, el Partido Unión, Solidaridad y Desarrollo (USDP), respaldado por los militares, exige que se reanuden las elecciones y pide ayuda militar para garantizar la equidad, alegando irregularidades.

13 de noviembre: La LND dijo que buscaría formar un gobierno de unidad nacional.

26 de enero de 2021: El portavoz militar del Ejército, general de brigada Zaw Min Tun, advierte que «tomará medidas» si la disputa electoral no se resuelve y se negó a descartar la posibilidad de un golpe.

28 de enero: La Comisión Electoral rechaza las acusaciones de fraude electoral, diciendo que no hubo errores lo suficientemente grandes como para afectar la credibilidad de la votación.

30 de enero: el Ejército de Myanmar dice que protegerá y acatará la constitución y actuará de acuerdo con la ley. Las manifestaciones a favor de los militares se llevan a cabo en varias ciudades importantes, incluida Yangon.

1 de febrero: Aung San Suu Kyi, el presidente Win Myint y otras figuras destacadas del partido gobernante son detenidos en una redada matutina. Los servicios telefónicos y de Internet  fueron interrumpidos en Yangon. El ejército declara el estado de emergencia y dice que gobernará durante un año.

Con información de la Voz de América

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *