El profeta autonombrado «rey» que usó la iglesia para violentar a mujeres jóvenes

Nov 29, 2021 | Actualidad, Justicia, Portada, Religión, Xela | 0 Comentarios

Por Shirlie Rodríguez

Welser Gilmar Reyes Florián está en prisión preventiva, en la zona 1 de Quetzaltenango, mientras se investigan más denuncias víctimas. Pero quién es y cuáles son las acusaciones.

Con cuidados extravagantes y una reverencia fuera de lo común, es como llegaba Reyes Florián a la iglesia Ministerios Capital de Luz. Al bajar de su vehículo negro de lujo, dos personas lo esperan, utilizan guantes de tela para recibirlo, es tratado como la realeza y una tercera persona lo espera con una sombrilla para evitar que le pegue el Sol.

No lo pueden ensuciar, evita que hombres lo abracen, pero con mujeres jóvenes sí lo permite. Durante los servicios en la iglesia evangélica habla de fe, pero luego se enfoca en el dinero y pide a sus feligreses que den todo lo que tienen, porque así se agrada a Dios. Muchas de las personas «eclipsadas» por sus enseñanzas lo hacen. Le regalaron joyas, dinero y hasta vehículos.

Helen García, quien era integrante de la citada iglesia ubicada en la ruta entre la ciudad de Quetzaltenango y Cantel, menciona que llegó con el fin de buscar el amor, apoyo y fuerza de Dios. Asistió por la invitación de alguien más y en un inicio le gustaron las enseñanzas porque hablaba de la fe y motivaba a las personas.

Al pasar el tiempo ella observó las actitudes exageradas que le parecieron fuera de lo normal, pero Reyes Florián decía que tenían que tratarlo de ese modo, si no ¿cómo podían decir que amaban a Dios?

«Varias personas nos dimos cuenta de lo que hacía y no nos parecía, por eso con mi familia decidimos retirarnos. Sabía manipular y ahora hay muchos jóvenes que están cegados por él», menciona García.

La extravagancia del supuesto profeta llegó al extremo de autoproclamarse rey. Sentado en una silla con forro de tela roja y dorada, con una espada en la mano y una corona en la cabeza, decía ser como el rey David —personaje bíblico— y que era ungido por Dios.

Al terminar las reuniones en la iglesia, la mayoría de las personas hacía fila para esperar su turno y despedirlo con un beso en las manos o hincarse ante él como reverencia.

Buscaban consejería y ofrecía masajes

Una exintegrante de la iglesia Ministerios Capital de Luz, quien por seguridad no se identificó, contó que el supuesto profeta Welser Reyes oraba después de los servicios generales. Muchas jóvenes llegaban a solicitar consejería en estas reuniones privadas porque tenían problemas familiares, de estudios y de otro tipo, pero era la forma en que se aprovechó de su poder y autoridad para violentarlas.

«Cuando tenían estas consejerías y oraciones, él estaba en un lugar cerrado y tiraba una alfombra para pedirles a las jóvenes que se acostaran en ella y así hacerles un masaje. Esto usaba como excusa para luego agredirlas sexualmente», explicó la testigo. Asegura que varias de ellas se negaron, otras no pudieron. Las primeras se quejaron con los líderes de esa iglesia, pero fueron ignoradas.

Isabel García, quien era integrante de la iglesia, menciona que los líderes de ese lugar, de forma constante, minimizaron los hechos, pero hasta que la pareja de uno de ellos fue violentada por Reyes, lo denunció de manera pública ante la congregación. Este líder fue retirado y lo tacharon de «blasfemo», asegura García.

En la congregación era notorio que, de forma constante, el líder religioso les prohibía a las jóvenes tener novio. Les decía que no era un hombre de Dios, que no les convenía a pesar de ser integrante del mismo ministerio.

Para la socióloga feminista, Silvia Trujillo, el panorama evidencia violencia en el marco de una relación de poder asimétrica y en este caso es más compleja porque es un hombre con privilegios y en la estructuta religiosa jeráquica, el hecho que sea pastor, es una figura de poder.

Trujillo menciona que se agrava este caso porque la narrativa religiosa indica que él es un representante de Dios en la Tierra y ese poder genera cierta legitimidad de lo que diga. «Hay complicidad de toda la iglesia porque él es el pastor y ellas son las obligadas a complacerlo porque hay un poder que le da la estructura y se legitima la práctica y es hasta que las mujeres asumen la conciencia y se dan cuenta que fueron violentadas», dice la socióloga.  

Se mantiene en prisión preventiva y avanza la investigación

El 5 de noviembre de 2021, el pastor fue detenido por agente de la División Especializada en Investigación Criminal (DEIC) de la Policía Nacional Civil (PNC). Existía una orden de captura vigente en su contra por cuatro delitos de agresión sexual con agravación de la pena.

Reyes fue escuchado en primera declaración y cuando le dieron la palabra dijo que no era culpable, que sí le hizo cosquillas a la víctima, pero no pasó a más. Además se enfocó en decirle al juzgador que era una buena persona. La próxima audiencia será el 10 de diciembre.

Exintegrantes de la iglesia Ministerios Capital de luz esperan que este proceso avance y que se haga justicia, incluso manifestaron frente al Centro Regional de Justicia, en la zona 6 de Xela, y mantienen una campaña en redes sociales para denunciar estos hechos y que más mujeres no sean víctimas.

Pilar Bagur, integrante del Colectivo Todas contra la Violencia, menciona que algunos de los líderes religiosos se aprovechan del poder que les dan las prácticas religiosas. Asegura que existe manipulación hacia las mujeres, pero esto debe ser una voz de alerta a las mujeres porque no hay lugares seguros y son temas que deben resolverse de raíz.

Quedan preguntas en el aire a los representantes de la iglesia Ministerios Capital de Luz, a quienes se les solicitó una entrevista para conocer su postura, pero decidieron no dar declaraciones.

En un comunicado que publicaron en sus redes sociales, el 9 de noviembre reciente, hicieron una primera referencia hacia Rina Calderón Castañeda, esposa del acusado, y mencionaron que ella fue retirada de la congregación por su ausencia en la iglesia. La imagen con el texto es una de las muchas fotografías publicadas en el Facebook de la iglesia, la mayoría de imágenes son fotografías de su pastor.

«Aclaramos que Ministerio Capital de Luz es ajeno a los problemas de índole matrimonial que están enfrentando como pareja y nos desligamos de la situaciones  personales», indica una parte del comunicado emitido por la iglesia. La única referencia que hacen de su pastor es: «lamentamos las acusaciones y cargos por los que se señala a nuestro pastor, pero sabemos que esto conlleva un proceso legal para realizar las aclaraciones correspondientes».

Rina Calderón ha denunciado, de forma pública, que ha sido víctima de amenazas de integrantes activos de esa iglesia, por ello, denunció ante el Ministerio Público (MP) y le otorgaron medidas de seguridad.

El MP mantiene en curso la investigación y hay dos denuncias más en contra de Welser Reyes, casos que serán conocidos conforme avancen las diligencias de la institución.