Consuelo, el Presi y Santa Teresa.

por | Sep 23, 2021 | Opinión | 0 Comentarios

El chiste se cuenta solo. ¿Qué nos espera a los guatemaltecos en cuanto a la persecución penal en el país? Me hago la pregunta después de que el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América sancionó a la Fiscal General de Guatemala, Consuelo Porras, a quien incluyó en una lista de actores corruptos de Centroamérica. El Secretario de Estado de Los Estados Unidos de América –EEUU- publicaba en redes sociales, “en apoyo de las aspiraciones democráticas del pueblo salvadoreño y guatemalteco, estamos nombrando a cinco Magistrados de la Corte Suprema de El Salvador, la Fiscal General Porras de Guatemala y el Secretario General Pineda a la lista de Actores Corruptos y No Democráticos de la Sección 353”.

Dando patadas de ahogado sale en su defensa el Doctor Giammattei “pidiendo respeto hacia las relaciones internacionales de nuestro país, la aparente violación de los derechos humanos; y, darle  valor a las declaraciones de quienes cuentan con intereses personales y procesos pendientes en Guatemala”.  Estos señores deberían de hacer comedia, ya no sabe uno si reírse o enojarse con sus declaraciones, exigiendo respeto a los derechos humanos cuando ha sido él quien los ha violado desde que tomó posesión el 14 de enero de 2020 prometiendo salvaguardar la vida e integridad del pueblo que en mala hora lo eligió, negándonos el acceso a vacunas contra esta pandemia que ha cobrado la vida de millones de personas alrededor del mundo, haciendo el truco de cualquier mago que desapareció el dinero de los impuestos de los gobernados que esperando nos hemos quedado por esos inmunizantes. 

Si (Alejandro Giammattei) con ese discurso de quejas y demandas que ha dado en la Asamblea de la Organización de Naciones Unidas esta semana, piensa que lo recibiremos con aplausos los guatemaltecos porque nos sentimos apoyados y respaldados por él, se equivoca. En otro momento, si él estuviera haciendo un gobierno en el que las oportunidades a más educación fueran palpables, la inclusión de todos los sectores fuera evidente con la inversión en carreteras, la atracción de inversión extranjera y nacional en los departamentos se generara, se estuvieran facilitando la construcción de más y mejores carreteras a nivel nacional, hubiese la generación de tecnología que amplíe las comunicaciones a nivel global y los índices de combate al mortal virus SARS-COV2 fueran favorables con la compra de más vacunas para inmunizar a los 20 millones de chapines, esa trabajada alocución hecha por su equipo de comunicación, la recibiríamos y respaldaríamos al referirse al desproporcionado aumento de los combustibles, del acaparamiento de las grandes hegemonías sobre las vacunas contra el COVID-19, o al abordar sobre las redes del narcotráfico y trata de personas, para impulsar la migración irregular, y sus soluciones para frenarla mediante la inversión de la comunidad internacional en pequeños países como el nuestro. Pero escucharlo hablar sobre los 32 mil huertos familiares con los cuales según él “los hogares pueden generar sus propios sistemas de alimentación”, no sé si es una utopía, una burla, una broma o un comentario de los del montón que él hace sin pies ni cabeza”. Los huertos a los que el señor presidente hace mención tienen una extensión de 2 por 3 metros. En esa amplia extensión de tierra él pretende que una familia de 8 integrantes siembren1 lechuga, 1 zanahoria, 1 cebolla, 1 coliflor, 1 bróculi, 1 chile pimiento,  1 rama de cilantro, 1 rama de apio, 1 rama de espinacas y 1 rama de acelgas. El tiempo promedio para que un huerto empiece a cosecharse es de 3 y 4 meses, entonces, ¿en qué momento piensa él que las familias podrán alimentarse con los productos que tienen sembrados?, si con ese espacio no come ni 1 persona tomando en cuenta el tiempo y extensión de tierra. Y por otro lado al final de la cosecha, habrá que esperar otros 3 o 4 meses para la siguiente probadita de 1 ensalada, pues es lo único que podrá prepararse con la abundante producción de ese huerto, el mandatario primero debería entender la agricultura y pedirle al experimentado Ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentación que le explique la naturaleza del agro, para que no hable tonterías y menos ante los jefes de Estado congregados en esa asamblea internacional, porque aquí en nuestro país, esos párrafos no hicieron eco, por el contrario nos dio más de esa demagogia populista que ha venido pregonando, al engañar a la gente con más espejitos porque cualquier agricultor que oye eso le da una cátedra sobre el tema. 

Aterrice en la realidad de su país presidente Giammattei, no se preocupe únicamente por su salud y su condición física al hacer tratamientos para bajar de peso, que si  bien es cierto, le interesa a usted personalmente, usted tiene en la espalda y hombros las necesidades de más de 20 millones de guatemaltecos que necesitan que se les brinde certeza jurídica separando del cargo de Fiscal General a la señora Consuelo Porras para que se haga una investigación profunda, fehaciente y como corresponde amparados en Derecho, para deducirle responsabilidades o liberarla, si con las  pruebas que presente, amerita que se le desvincule por completo de esos señalamientos hechos en su contra. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *