¿Cómo el cambio climático amenaza las costas de EE. UU. y el mundo?

Oct 27, 2021 | Internacionales, Not Available, Política | 0 Comentarios

Aproximadamente el 40 por ciento de la población mundial vive en zonas costeras o cerca de ellas. Esta serie de tres partes examina los impactos del cambio climático en la costa que son universales para las audiencias globales de la Voz de América.

Los científicos están estudiando ampliamente los organismos submarinos, las costas y las comunidades del interior de Virginia, para comprender mejor el alcance de los daños causados por el calentamiento global y el aumento del agua del mar y encontrar soluciones.

Científicos del Instituto de Ciencias Marinas de Virginia, NOAA, NASA, científicos / investigadores del IPCC (ONU), autoridades gubernamentales locales y residentes del área explican cómo el cambio climático ha cambiado su medio ambiente y sus vidas, reflejando los impactos globales.

Primera parte:

El exceso de dióxido de carbono responsable del calentamiento global también aumenta la acidez del agua de mar, retardando el crecimiento y la supervivencia de las ostras y otros mariscos (almejas, vieiras). Los moluscos no son solo alimento para las personas; también están cerca del fondo de la cadena alimentaria oceánica. Un equipo dirigido por investigadores del Instituto de Ciencias Marinas de Virginia ahora está ayudando a los cultivadores de ostras y especialistas en restauración a manejar mejor su respuesta a la acidificación en la Bahía de Chesapeake. Sus hallazgos se aplican a las poblaciones de moluscos de todo el mundo. Irónicamente, los moluscos se alimentan por filtración que limpian el agua en la que viven y podrían ser una solución al hambre en el mundo. También aprendemos sobre proyectos de restauración utilizando conchas de ostra.

Segunda parte:

Viajamos en bote a la isla «Goodwin», Virginia, donde vemos los bosques costeros moribundos (bosques fantasmas) y las marismas.

Los bosques fantasma son uno de los indicadores más destacados del cambio climático y proporcionan evidencia clave de si las marismas costeras pueden migrar tierra adentro con el aumento del nivel del mar o se ahogarán en su lugar (las tasas de retroceso de los bosques costeros se están acelerando en todo el mundo, y los bosques del Atlántico medio se convierten en marismas más del doble de rápido que hace 150 años y los bosques de manglares en Myanmar en peligro de extinción).

Debido a que el carbono capturado por la vegetación de los humedales costeros es equivalente a todas las emisiones globales del transporte, el destino de las marismas costeras es fundamental para nuestra comprensión del presupuesto mundial de carbono y para responder a la pregunta de si los procesos naturales pueden eliminar el carbono de la atmósfera con la misma rapidez ya que los humanos lo emiten.

Los científicos también están estudiando cuánto carbono extraen del aire y el agua los diminutos organismos marinos conocidos como plancton, utilizando datos de barcos y satélites para comprender y predecir mejor esta «bomba biológica».

Sin la bomba, los niveles de CO2 atmosférico serían un 50% más altos. Por último, la ruppia marítima, que puede soportar temperaturas más cálidas, se está utilizando para restaurar los hábitats dañados de la base. Los científicos todavía están tratando de determinar si la ruppia marítima reemplazará la zostera marina en la región de Cheasapeake y el impacto en muchos organismos que ahora usan la zostera marina como hábitat de cría y alimentación.

Tercera parte:

La innovación científica está abordando el aumento del nivel del mar en Norfolk (después de Nueva Orleans, Norfolk es considerada la ciudad más amenazada por el aumento del nivel del mar a nivel nacional).

Vimos algunas de las estructuras «duras», como los malecones que se han construido para hacer frente a las mareas altas, así como los esfuerzos para mitigar los daños utilizando enfoques más naturales, como costas vivas.

Al colocar sensores en áreas clave, los científicos recopilan datos sobre el aumento del nivel del mar y las inundaciones y los comunican a las partes interesadas y al público en tiempo real mediante una aplicación / sitio web. Pero la única solución real será reducir las emisiones de carbono en todo el mundo.

Con información Voz de América / Fotografía ilustrativa Twitter Mar Gómez