Uruguay: Presidente electo no invita a mandatarios de Venezuela, Cuba y Nicaragua a toma de posesión

Ene 30, 2020 | Internacionales, Not Available, Política, Política Xela, Portada | 0 Comentarios

Venezuela, Cuba y Nicaragua no estarán presentes en la toma de posesión del presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, que tendrá lugar el próximo primero de marzo en Montevideo.

El gobierno electo de Uruguay trabaja en la organización del acto, pero ya ha decidido algunas cosas, entre ellas no invitar a los gobiernos que no considera democráticos.

El propio Lacalle ya confirmó que no se invitará al presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro, ni a los mandatarios de Cuba, Miguel Díaz Canel, y Nicaragua, Daniel Ortega.

“Invitamos a las embajadas, a todas las embajadas que están radicadas en el país, simplemente con respeto a los mandatarios como tenemos el derecho de hacer las invitaciones que estimamos pertinente, ese es el criterio”, dijo Lacalle Pou.

Está en consideración si se invitará a la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, pero el nuevo gobierno de Uruguay valora como positivo que haya una fecha para las elecciones presidenciales en ese país.

Ya se decidió que Lacalle, después de hablar ante el Parlamento, se trasladará en “una cachila”, que es un auto antiguo, hasta la Plaza Independencia, en el centro de Montevideo, donde recibirá la banda presidencial de manos del actual presidente, Tabaré Vázquez.

Además, más de mil caballos y jinetes que llegarán del interior del país, irán atrás del auto presidencial.

Con información de Leonardo Luzzi / La Voz de América

Luis Hernández
Luis Hernández

NOTICIAS RELACIONADAS

Alegría vs. felicidad

Alegría vs. felicidad

Desde el año 2010 cada 1ro de agosto se celebra el “Día Mundial de la Alegría” que sirve para reflexionar sobre la importancia de tener presente ese sentimiento en cada momento de la vida y su poder transformador. Por otro lado, desde el año 2012 cada 20 de marzo se celebra el “Día Internacional de la Felicidad” que fue instituido por las Naciones Unidas, para reconocer la relevancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos y la importancia de su inclusión en las políticas de gobierno.