Perú comienza la semana sin presidente: ¿Qué esperar?

Nov 16, 2020 | Actualidad, Internacionales, Noticias | 0 Comentarios

Los peruanos amanecieron el lunes en medio del caos, con un Congreso que no se pone de acuerdo y sin presidente tras la renuncia «irreversible» del mandatario interino, Manuel Merino, que pasó sólo seis días en el poder, mientras la nación sucumbe en medio de las protestas que han dejado dos muertos y más de 100 heridos.

Dividido como está, el Congreso de Perú buscaba el lunes un consenso para elegir a un nuevo líder interino. El domingo los parlamentarios no lograron elegir a uno de sus 130 miembros para que se convirtiera en el cuarto presidente desde 2016 y reemplazara a Merino, que sólo gobernó seis días. El reemplazo de Merino deberá completar el actual mandato gubernamental que se extenderá hasta julio de 2021.

La legisladora de izquierda Rocío Silva-Santisteban, quien fue la única aspirante a asumir la presidencia interina el domingo, sólo recibió 42 votos a favor, mientras que 52 sufragaron en contra y 25 se abstuvieron de votar.

Expertos sostienen que la crisis política que comenzó el pasado lunes 9 de noviembre -cuando el Congreso acusó y destituyó al entonces presidente, Martín Vizcarra, por cargos de corrupción sin pruebas concluyentes, y que ha devenido en una grave crisis democrática y de derechos humanos-, no tiene precedentes desde el gobierno del expresidente Alberto Fujimori, entre 1990-2000.

«Hemos tenido días con más de un presidente. Hemos tenido dos y hasta tres presidentes a la vez. Pero, si mi conocimiento de historia no me falla, nunca hemos pasado tanto tiempo sin un presidente», dijo en su cuenta de Twitter el lunes el analista político Alonso Gurmendi, profesor asistente de la Universidad Pacífico, de Lima, Perú.

Gurmendi cuestionó incluso que el domingo los legisladores dejaron de sesionar: «Perú no tiene presidente, no tiene primer vicepresidente, no tiene segundo vicepresidente, no tiene Presidente del Congreso, ha declarado vacante la presidencia (…) y el congreso se fue a dormir?? NO TENEMOS JEFE DE ESTADO?!?!».

Razones detrás de la actual crisis

Consultado por la Voz de América, el analista y sociológo peruano, Fernando Rospigliosi, dijo que lo que ocurre en la nación tiene que ver con «la carencia de instituciones sólidas en Perú desde hace décadas».

«Prácticamente ya no hay partidos políticos, hay una proliferación de cascarones vacíos, sin contenido, que dicen ser partidos, que se presentan a las elecciones, que compiten, pero en realidad son caudillos que usan un membrete de algún partido y no existe una verdadera institucionalidad», afirmó Rospigliosi.

Explicó existe un agotamiento en la población respecto a la clase política peruana, tal como ocurre en otros países de la región.

«En Perú esto es mucho más antiguo que en todos los otros países de América Latina», dijo el analista y citó que en 1990 ganó Alberto Fujimori, un desconocido que ganó a la clase política peruana. «Estamos hablando de hace 30 años y desde esa oportunidad no se ha podido recomponer esa clase política, no se han podido recomponer los partidos», enfatizó.

Rospigliosi afirmó que la clase política «está desacreditada desde hace décadas, pero en los últimos cuatro o cinco años ha sido muchísimo peor» en Perú y otros países de la región.

Acerca de la renuncia de Merino, Rospigliosi, explicó que se trataba de «un gobierno conservador, de derecha, y hay mucha gente que tenía temor», Afirmó que «desde hace unos 20 años hay grupos de izquierda que han capturado el Estado» a través de «las consultorías» o trabajos eventuales que hace gente común al gobierno.

«Esos son miles de millones cada año y hay muchísima gente, generalmente de izquierda que vive de estos trabajos del Estado», dijo. Además agregó que existen «muchísimos intereses, aparte de la ideología, para que esta situación no cambie y con este gobierno, aunque iba a ser transitorio, esto iba a cambiar.  Mucha gente iba a perder las prebendas».

Los seis días de Merino en la presidencia

Merino reemplazó a Vizcarra, -quien se inauguró en 2018 con una agenda que buscaba poner fin a la corrupción-, pero no fue bien visto y resultó impopular desde el primer momento.

El ascenso de Merino llevó a que los peruanos, sobre todo jóvenes, salieran a la calle a protestar, pero fueron repelidos por la policía de forma violenta. Dos muertos y decenas de heridos fue el saldo. En lo político, Merino se quedó sin 13 de sus 19 ministros, que dejaron el cargo rápidamente. Tampoco tuvo el apoyo de los militares. En este escenario de falta de legitimidad, Merino renunció la madrugada del domingo

En conversación con la VOA, el académico y abogado peruano, Omar Cairo, dijo que los peruanos no aceptaron la forma en que fue sacado del cargo Vizcarra y vieron «irregularidades» en el proceso.

«El Congreso destituyó a Vizcarra con la esperanza de que Merino gobernara en sintonía con el Congreso, pro él (Merino) nombró un gabinete de ultraderecha que tuvo actitudes que a la gente le indignó», dijo Cairo.

Explicó que un acuerdo de elegir al eventual nuevo presidente interino entre un grupo de 20 legisladores que no estuvo de acuerdo con la forma en que fue destituído Vizcarra podría ayudar «a la reconcialiación» con los peruanos molestos por lo ocurrido hasta ahora.

«La idea es que sea un congresista que no haya votado por la vacancia y que no tenga investigaciones por delitos, que no tenga procesos abiertos y que no tenga sentencias condenatorias», dijo Cairo, alegando que existen casos de este tipo en el Congreso pero que están cubiertos por la inmunidad parlamentaria.

La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos informó de hasta 112 heridos y al menos 41 desaparecidos. La Defensoría del Pueblo denunció el uso indebido por parte de la policía de gases lacrimógenos «sin justificación contra los jóvenes».

HRW atento a la situación en Perú

Un equipo de investigadores de Human Rights Watch está documentando casos de abuso policial en Perú, según informó en su cuenta de Twitter el director ejecutivo de la división de América Latina de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco.

Además instó a las personas que hayan sido víctimas o hayan sido testigos de algún caso de violación de derechos humanos por parte de las autoridades pueden escribirle a su cuenta personal en redes sociales bajo total confidencialidad».

Vizcarra sale otra vez al ruedo

Merino calificó de “ladrón” a Vizcarra, pero el domingo éste le devolvió el improperio y lo llamó “dictadorzuelo”. Al volver al ruedo político, Vizcarra instó al Tribunal Constitucional que defina si su destitución era legítima.

Lo que sí es claro, es que por los próximos 18 meses Vizcarra no podrá salir de Perú, mientras un fiscal lo investiga por supuestamente recibir más de 630.000 dólares por otorgar dos obras de construcción hace seis años, cuando era gobernador de una pequeña provincia del sur de Perú.

Se busca un presidente

Representantes de izquierda, centro, derecha y otros grupos que forman parte del Congreso peruano se reúnen el lunes para un nuevo proceso de elección del sucesor de Merino.

El partido Bancada Morada adelantó que presentará al legislador Francisco Sagasti, un ingeniero industrial de 76 años y exfuncionario del Banco Mundial, como candidato a la presidencia interina.

«Lo principal para Perú es retomar la estabilidad y que esta pesadilla termine», informó un representante de la fuerza política después que el partido lo informó a través de su cuenta de Twitter.

El profesor Cairo dijo a la VOA que las prioridades del que sea asignado es asumir que su papel «tiene carácter transitorio y no debe pretender ejecutar un programa político como lo quiso hacer Merino con un programa de extrema derecha». «Lo que debe hacer es administrar el país en este tiempo para llevar adelante los pasos necesarios para el cambio de gobierno el 28 de julio de 2021, previas elecciones en abril».

También dijo que el presidente interino deberá ocuparse de la pandemia que golpea a la nación.

Más allá de tener un presidente, los peruanos quieren una reforma de la Constitución que ponga fin a años de políticos corruptos.

El sociológo peruano, Fernando Rospigliosi, no es optimista. Preguntado acerca de cómo podría la clase política recuperar la confianza en las elecciones respondió: «Muy difícil decirlo porque el gobierno que venga va a ser precario. No va a tener una base sólida, pero lo peor de todo es que en abril vamos a tener elecciones generales para presidente y nuevo Congreso y hay 24 partidos inscritos (…) y la amenaza de que un populista pueda hacerse del gobierno es muy fuerte».

«Creo que el país está en un serio peligro ahora», concluyó.

Con información de La Voz de América

0 comentarios

Dejanos un comentario