OMS preocupada por nuevo brote de COVID-19 en Europa y Norteamérica

Nov 17, 2020 | Internacionales, Noticias, Salud | 0 Comentarios

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que dicha agencia está “extremadamente preocupada” por el brote de casos de coronavirus, especialmente en Europa y Norteamérica.

Tedros Adhanom Ghebreyesus dijo a los periodistas el lunes en una conferencia de prensa en Ginebra, que el aumento en los casos está empujando a los trabajadores de la salud al punto de ruptura.

Tedros regresó a la sede de la OMS el lunes por primera vez después de someterse a una cuarentena durante dos semanas como una precaución tras estar en contacto con una persona que dio positivo en una prueba del COVID-19.

También saludó las “noticias alentadoras” sobre vacunas para el COVID-19, pero advirtió que la gente no debe ser complaciente, tras el anuncio el lunes de la empresa farmacéutica estadounidense Moderna. La empresa dijo que su vacuna experimental ha demostrado tener una efectividad del 94,5% contra la infección, basado en resultados preliminares de su tercer y final prueba clínica.

El jefe científico de la OMS, Soumya Swaminathan, dijo el lunes que espera que las dosis de vacunas para el COVID-19 sean “muy limitadas” en la primera mitad del 2021 para su distribución mundial por parte de la agencia.

Esperanza de vacunas

En la etapa 3 de su estudio, Moderna probó su candidata a vacuna usando a 30.000 voluntarios. A algunos de los voluntarios se les inyectó un placebo, mientras otros sí recibieron la vacuna.

Moderna dice que en el primer análisis, 90 de 95 voluntarios que recibieron el placebo se contagiaron con el COVID-19, la enfermedad ocasionada por el coronavirus. Por otra parte, 11 de esos voluntarios se convirtieron en casos “serios” de la enfermedad y todos estaban en el grupo de los placebo.

«Este análisis intermedio positivo de nuestro estudio de fase 3 nos ha dado la primera validación clínica de que nuestra vacuna puede prevenir la enfermedad COVID-19, incluida la enfermedad grave», dijo Stéphane Bancel, director ejecutivo de Moderna, en un comunicado de prensa.

«Este hito solo es posible gracias al arduo trabajo y los sacrificios de muchos. Quiero agradecer a los miles de participantes en nuestros estudios de Fase 1, Fase 2 y Fase 3, y al personal de nuestros lugares de ensayos clínicos que han estado en la primera línea de la lucha contra el virus», agregó Bancel.

El gigante farmacéutico, basado en Massachusetts, desarrolló la vacuna en colaboración con investigadores del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos.

El doctor Peter Hotez, un pediatra y rector de la Escuela Nacional de Medicina Tropical en la Universidad de Medicina Baylor, en Houston, y que no estuvo involucrado en el Desarrollo de ninguna de las vacunas, le dijo al diario USA Today que estaba motivado por los resultados de Moderna, pero que quería verlos publicados en una revista donde los resultados sean revisados por otros médicos.

Moderna tendría ahora la segunda potencial vacuna contra el COVID-19 en alcanzar una efectividad de más del 94 por ciento, y se anunció solo una semana después que Pfizer y la alemana BioNTech anunciaran tener lista una vacuna para la enfermedad que también tiene una efectividad superior al 90 por ciento.

El presidente Donald Trump reaccionó en Twitter al anuncio de Moderna.

«Otra vacuna acaba de anunciarse. Esta vez de Moderna, 95% efectiva. Para esos grandes ‘historiadores’, por favor recuerden que estos grandes descubrimientos, que terminarán con la Plaga China, ocurrieron todos durante mi período”, dijo Trump en su tuit.

El proyectado ganador de las elecciones, Joe Biden, también se pronunció.

«Las noticias de hoy sobre una segunda vacuna es una mayor razón para sentirse esperanzados. Lo que fue cierto con la primera vacuna, sigue siendo con la segunda: estamos aún a meses de distancia. Hasta entonces, los estadounidenses necesitan continuar practicando el distanciamiento social y usar mascarillas para controlar el virus”, dijo Biden en Twitter.

Las noticias de Moderna llegaron el mismo día en que el también gigante farmacéutico Johnson & Johnson estaba empezando en Inglaterra su tercera y final etapa de una prueba clínica de su potencial vacuna. Janssen Pharmaceuticals por su parte reclutará a 6.000 voluntarios para recibir su vacuna experimental de dos dosis, eventualmente aumentando a 30.000 voluntarios en varios países, entre ellos Bélgica, Colombia, Francia, España y Estados Unidos.

Otra vacuna experimental desarrollada por Johnson & Johnson está actualmente en una fase 3 de pruebas en Argentina, Brasil, México, África del Sur y Estados Unidos. La compañía pausó brevemente el mes pasado las pruebas de una vacuna de una dosis luego que un voluntario fue diagnosticado con una enfermedad desconocida.

Síntomas del COVID-19

Mientras tanto, personas jóvenes que se recuperaron del COVID-19 pero continuaron experimentando síntomas, sufrieron daños permanentes a varios órganos, según un nuevo estudio de Inglaterra.

Observaciones de más de 200 pacientes revelaron que casi un 70 por ciento tiene daños en uno o más órganos hasta cuatro meses después de su infección inicial, incluyendo en los pulmones y el corazón.

Los hallazgos explican los síntomas prolongados sufridos por víctimas del COVID-19, incluyendo fatiga, problemas de respiración, dolores y aturdimiento, aún entre aquellos considerados de bajo riesgo de infectarse. Más de 60.000 personas en Inglaterra se cree están sufriendo de síntomas prolongados del COVID.

Pero los investigadores advierten que ninguno de los pacientes fue examinado antes del diagnóstico inicial del COVID-19, lo cual deja abierta la posibilidad de que algunos hayan tenido condiciones subyacentes.

En Estados Unidos, el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, dijo el lunes que reducirá los límites para reuniones debido al aumento en los casos de coronavirus. Indicó que las reuniones bajo techo serán limitadas a 10 personas, mientras las reuniones al aire libre se limitarán a 150 personas.

Los estados de Michigan y Washington impusieron nuevas restricciones el domingo a las reuniones, incluyendo la suspensión del servicio bajo techo en los restaurantes.

Hasta el lunes, se había registrado un total de 54,6 millones de infecciones alrededor del mundo, según el Centro de Información del coronavirus en la Universidad Johns Hopkins, incluyendo más de 1,3 millones de muertes. Estados Unidos y varias naciones en Europa, incluyendo Inglaterra, Francia, Alemania y España, están experimentando un creciente nuevo brote de infecciones, motivando a los gobiernos nacionales y locales a imponer nuevas restricciones para intentar frenar al virus.

Con información de La Voz de América / Foto Twitter Tedros Adhanom Ghebreyesus

0 comentarios

Dejanos un comentario