Sospechoso de tiroteo en Maryland tenía resentimiento de larga data

Jun 29, 2018 | Política | 0 Comentarios

Armado con granadas de humo y una escopeta, un atacante entró a un periódico en la capital de Maryland y mató cuatro periodistas y una empleada, antes de que la policía allanara el edificio y lo arrestara, informaron la policía y testigos.

La policía detuvo a un sospechoso poco después de los disparos y fue identificado como Jarrod W. Ramos, residente de Laurel, Maryland, de 38 años de edad con un resentimiento de larga data contra el periódico.

La disputa de Ramos con el Capital Gazette comenzó en julio de 2011 cuando un columnista escribió sobre un caso de acoso en su contra. Ramos presentó una demanda por difamación contra el columnista y el editor de la organización. Un tribunal dictaminó a favor del periódico y una corte de apelaciones confirmó el fallo. Ni el columnista ni el editor trabajan ahora para el Capital Gazette.

William Krampf, jefe interino de la policía del condado Anne Arundel, dijo que el ataque fue específico, o sea el atacante “buscó a sus víctimas”.

«Esta persona estaba preparada hoy para venir, esta persona estaba preparada para disparar contra la gente. Su intención era causar daño y como dije antes la investigación va a ser intensa y va a tomar algún tiempo”, indicó.

Ramos fue acusado de cinco cargos de asesinato en primer grado, de acuerdo con los registros judiciales en línea. Una audiencia judicial para revisión de fianza está programada para las 10:30 a.m. del viernes en Annapolis.

Los periodistas se escondieron debajo de sus escritorios y buscaron otros lugares donde esconderse. Describieron minutos de terror mientras escuchaban los pasos del atacante y los balazos mientras él caminaba por la sala de redacción.

Entre las víctimas está Rob Hiaasen, de 59 años, subdirector y hermano del novelista Carl Hiaasen. También fueron asesinados: Gerald Fischman, editor de la página editorial; los reporteos Wendi Winters y John McNamara, y la asistente de ventas Rebecca Smith. El periódico dijo que otros dos empleados resultaron con heridas que no son de gravedad y ya fueron dados de alta.

Con información de La Voz de América