Para cambiar el chip: de migración consumidora a inversionistas en tecnología (I)

por | Sep 7, 2022 | Opinión | 0 Comentarios

Este es el momento de cambiar el rumbo… ¿construir riqueza propia…?   

Es incontestable, las remesas que envían los migrantes anualmente son el instrumento de mitigación de la pobreza. Igualmente constituyen  la fuente de estabilidad macroeconómica y sobre todo el estímulo para los portafolios de la oferta de servicios financieros. Y son el principal bastión del consumo que sostiene la industria de alimentos…  las remesas suman US$18,000 mil millones anuales.

No cabe duda, en las remesas subyace el sueño del bienestar… “El sueño del bienestar es bíblico y es una promesa” me dijo el Cardenal Norberto Rivera en ciudad México 1995.  Es justamente la promesa de la tierra prometida (Génesis 15:18) relato que resume la síntesis de la esperanza histórica, que traza el ruta de los más grandes ideales que ha unido por milenios a la nación judía tras el sueño de la tierra de leche y miel… ¡monumental ideal y convicción histórica…!

Hoy y por varios miércoles se abordarán propuestas para convencer a líderes migrantes para orientar las remesas y convertirlas en detonadores de desarrollo tecnológico… la idea es buscar que acumulen riqueza financiera y activos, no ser simples consumidores y deudores eternos de portafolios crediticios. 

Resulta que en tres semanas, entre julio y agosto pasado en Estados Unidos se aprobó dos leyes en dirección a acelerar para los siguientes 10 años el despegue de la recuperación hegemónica mundial: la Ley para producir semi conductores por US$ 280,000 millones; y la Ley para la reducción de la  inflación por US$ 750,000 millones de dólares, montos extraordinariamente gigantescos, difíciles de escribir e imaginar. 

Viene al caso… aunque parecerá que fueran señales más para aquellos sonajeros del crecimiento, quienes en el festival de la macroeconomía alientan el reparto de la ganancia financiera y las alforjas de la riqueza… Pero no. Hoy no. Aunque sean tentaciones para proyecciones financieras futuras… 

Medidas que contemplan ajustes de tipo estructural en el campo fiscal, médico, industrial, tecnológico y otros, en los que Stiglitz lo reconoce como un buen trato. (08.08.2012:https://www.project-syndicate.org/commentary/us-inflation-reduction-act-is-a-big-deal-by-joseph-e-stiglitz-2022-08/spanish).

Sin lugar a dudas, decisiones llevan el sutil acuerdo bipartidista diseñadas con la fina estrategia donde el cronometro de la relojería política traza la ruta de acontecimientos programados en el tiempo a nivel geoestratégico, que en el argot de los estrategas se conoce como cargas de profundidad.    

Excepto opinión en contrario, las decisiones podrían contener entre otras, tres interpretaciones, que no se desarrollan por el espacio: la primera, recuperación de la hegemonía global del poderío tecnológico (no confundir poderío con liderazgo); segunda, el reordenamiento fiscal, administración de la crisis energética fósil hacia energías limpias, gestión del cambio climático y reposicionamiento industrial. Y, tercera, relocalización de la cadena de producción tecnológica y logística con particular énfasis en los semi conductores. 

En un breve análisis que permite esta colaboración, resulta que la relocalización de la cadena de producción tecnológica busca regresar a occidente las industrias tecnológicas de capital norteamericano asentadas en Asia.    

¿Hasta dónde y cómo puede implicarse Guatemala en la relocalización de empresas tecnológicas para acercar la cadena logística de producción de semi conductores? Edgar Balsells, economista y columnista semanal expresó que se requiere decisiones políticas del sector Estatal y privado. No hay industria y solo existen empresas de ensamblaje. Se necesita inversiones y formación técnica.  

En esa línea la se propone la creación de empresas propiedad de  migrantes (hoy envían US$ 18,000 mil millones de dólares al año).  Carlos Orozco (El periódico 4.09.2022. Pág. 11) Reconoce que podrían incidir en las nuevas dinámicas económicas de los municipios.

En las siguientes columnas se desarrollarán propuestas ¿Estarán dispuestos a discutir, analizar  e invertir en empresas tecnológicas y ser parte del desarrollo? A la tierra prometida no se llega por simples aspiraciones, la elite actual tardó 200 años…

Seguramente no se detendrá la migración, pero se puede intervenir con inversiones asociadas a las tecnológicas mundiales y abrir nuevas oportunidades en los municipios. 

El municipio de Yokoze en Japón está experimentando alianzas público privadas sin concesionar nada, sus vecinos son el objetivo de la razón del bienestar…  ¿Acaso no es un derecho invertir en los municipios con empresas de migrantes? 

Vaya dilema… ¿Consumidores para siempre o inversionistas generadoras de riqueza…? ¿Le diremos adiós al desarrollo…?     

Caryl Alonso Jiménez
Caryl Alonso Jiménez

Me forme en política y sociología con un PhD. Profesor universitario, consultor en políticas y gestión pública. Democrata con pensamiento republicano. Leo y escribo para aprender… y aprendo mientras escribo…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.