Dominio social, político y comercial de las barras y las estrellas en Guatemala

por | Jun 11, 2021 | Opinión | 0 Comentarios

De acuerdo a la Cámara de Comercio de Guatemala, “Estados Unidos -EEUU- es el aliado comercial más importante para nuestro país, con aproximadamente un tercio de las exportaciones de Guatemala que se envían al Estados Unidos año tras año, lideradas por productos como café, banano y textiles. Las importaciones de Guatemala a los Estados Unidos aumentaron a $4.2 mil millones en el 2018, un 5% más que en el año anterior, y un 35% más que en el año 2005, un año antes de que Guatemala y Estados Unidos firmaran un tratado de libre comercio. A cambio, Guatemala obtiene casi el 40% de sus importaciones de Estados Unidos, particularmente de gasolina y otros combustibles fósiles.”
Por sus siglas en inglés FOB (Free on Board), muestra información sobre las importaciones desde Estados Unidos hacia Guatemala en el 2019 con un porcentaje del 37% y exportaciones con un 32.4, siendo nuestro principal socio comercial.
Históricamente las relaciones diplomáticas y comerciales de nuestro país, con los Estados Unidos, dan inicio en el año 1849. Estados Unidos estableció relaciones diplomáticas con Guatemala después de proclamar la independencia de la Corona española y la posterior desintegración de las Provincias Unidas de América Central. Las visitas a tierras chapines de parte de funcionarios de una de las hegemonías más importantes del globo terráqueo, dan inicio con el vicepresidente Richard Nixon, en 1955; el presidente Lyndon Johnson en 1968; vicepresidente George Bush padre en1986; el vicepresidente Dan Quayle en 1989; el presidente Bill Clinton en 1999; el presidente George W. Bush visitó suelo patrio en 2007; y recientemente el vicepresidente Joe Biden en 2014 quien repitió la llegada en 2015.
¿Qué buscan los altos mandatarios estadounidenses al visitar el suelo guatemalteco y reunirse con el presidente nacional? La posición geográfica, política de nuestro país, es un tema importante de esa visita, sin dejar de lado migración, trasiego de drogas, tratados de libre comercio.
Por todos es sabido la forma en que fue derrocado Jacobo Árbenz, todo el proceso fue instruido y guiado por la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos de América, -CIA-.
En el gobierno de Jimmy Morales, fue firmado el acuerdo de Tercer País Seguro por Donald Trump (en mala hora, porque no ofrece las garantías mínimas para los guatemaltecos, es irrisorio que deba ofrecérselas a otros ciudadanos del mundo), que fue derogado por el presidente Joe Biden, pero establecía que nuestro país debía acoger a los migrantes que pretendían llegar en busca del sueño americano.
El domingo 06 de junio nuestro país, recibió a la vicepresidente Kamala Harris, las expectativas han sido muchas. Una de ellas es la generación de empleo a través de más apoyo a las organizaciones que funcionan con donación de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional –USAID-.
A la señora vicepresidente Harris, los guatemaltecos proponemos un intercambio laboral binacional que nos convierta en socios comerciales, lo cual generaría más fuentes de empleo constituyendo una alianza estratégica que funcione así: ustedes (EEUU) como país industrial tienen una amplia gama de empresas que proveen insumos, servicios y productos alrededor del mundo. Guatemala tiene a ese recurso humano calificado que posee las cualificaciones para convertirse en el productor de insumos menores para venderle a su país, y así salir del subdesarrollo en el que nos han sumergido históricamente otros países (la colonia de España) al darnos el pan sin crear la necesidad de producirlo. Guatemala quiere trabajo, quiere crear, producir, convertir las capacidades de la mano de obra calificada en salarios mensuales que le permitan a las familias ser autosuficientes, para no seguir migrando y endeudando a las comunidades para pagarle a un coyote que lleve a sus hijos, padres, madres, niños, a cruzar fronteras desde nuestro país y arriesgar la vida, sin conseguir el tan anhelado sueño americano y eso se traduce en menos migración de latinoamericanos hacia el vecino país del norte.
Nosotros tenemos capacidades, intelecto, mano de obra calificada, y lo más importante que como país tenemos señora Harris, un recurso humano que quiere lo mejor para cada una de sus familias, y a través de oportunidades de trabajo que permitan una calidad de vida integral para que como nación compitamos con acceso igualitario y equitativo con el resto de países que son sus socios comerciales, podemos brindarle a nuestros connacionales la oportunidad de quedarse y disfrutar de esta tierra, pero sí solo sí, con el apoyo de países amigos y hermanos que como ustedes, pueden darnos la calidad de país competitivo frente al resto del mundo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *