De los silencios sonoros de la realidad a la indiferencia futura

por | Sep 8, 2021 | Opinión | 0 Comentarios

A propósito del Informe de Riesgos Globales 2021    

Una de las mayores urgencias en el campo de la estrategia es la habilidad de adelantar escenarios en los que se anticipen no solamente aquellas amenazas de colisión en la trayectoria del vector decisional sino, de las ventanas de oportunidad que hagan de las Arcanas del futuro un destino seguro.

Las fatalidades trágicas del fracaso de la inversión siempre provienen de la codicia, el poder y el deseo (Naím, 2013) que son siempre o casi siempre, esa área oscura de las motivaciones del jugador compulsivo (Dostoievski, 1866)  desprovisto de sentido de cálculo encendido de esa misteriosa fuerza de la epinefrina que anima la emoción y se distancia de la razón.

Administrar riesgos y construir la matemática del cálculo para trazar derroteros futuros no resulta de razones inspiradoras y menos de sueños noctámbulos, proviene de la razón.  

Hacerlo supone la combinación de las ciencias, a veces de las ciencias de políticas como repetía Laswell (1962).  Aquella capaz de armonizar decenas y centenas de variables sociales, políticas y económicas combinadas con tendencias internacionales de comercio y geopolítica, sumada a los comportamientos tendenciales del consumo, placer y razón.  

Aunque más allá que el Big data con el uso intensivo de algoritmos en las redes sociales  nos haga más un producto (Harari, 2018),  aun los fenómenos requieren el ojo y el escalpelo del análisis agudo del científico social, quien con la objetividad del análisis provea de interpretaciones que requieren políticos, empresarios, funcionarios, emprendedores y padres de familia que incidan en lo correcto. No son simples analistas del entorno, son científicos del dato que miran escenarios futuros.   

Aunque hoy en día estamos inundados de actores que hacen uso del desplante teatral en los temas de la estrategia con títulos llenos del humor agrío: Experto en implosiones sociales; Técnico del efecto senoidal comunitario; Gerente de crisis impertérritas, entre otros… 

Justamente, repasar el Informe de Riesgos Globales 2021, del Foro Económico Mundial,  revela con una retórica precisa, mesurada y sobre todo comprensible al ojo del usuario que escruta datos para extrapolarlos a contextos de la realidad nacional.

Uno de los principales riesgos que el Informe visualiza son los efectos humanos del COVID-19 al retrasar años de progreso en la reducción de la pobreza y la desigualdad, principalmente por las pérdidas de empleo.  Esto pudiera parecer cuestión de estadística.  Los países con democracias débiles  pueden ver limitadas las dinámicas de los mercados nacionales con importantes implicaciones en el crecimiento y reparto de la riqueza.

El Informe retrata los riesgos para el 2030 en el fracaso de políticas ambientales, la concentración del poder digital y eventualmente fallas en la seguridad cibernética, y sobre todo impacto de las deudas públicas y las nuevas armas de destrucción masiva. 

Destaca previsibles crisis de empleo en jóvenes que puede derivar en frustraciones que pueden hacer emerger nuevos movimientos sociales.  Igualmente se prevén eventualmente nuevas recesiones por cambios en los comportamientos de consumo, empleo y desarrollos industriales, lo que podrá impactar a pequeñas empresas.

El Informe propone mayor preparación global con mayor sentido de cooperación hacia  una estrategia de resiliencia  en cuatro áreas para la respuesta al COVID-19: Autoridad institucional, financiamiento de riesgos, recopilación e intercambio  de información, equipamiento y vacunas.  Igualmente y de acuerdo a cada país propone cinco aprendizajes: toma de decisiones del gobierno, comunicación pública, capacidades del sistema de salud, gestión del financiamiento y asistencia a las personas vulnerables.   

Traducir el escenario de los riesgos futuros 2021 a Guatemala y a los diferentes espacios decisionales en un lenguaje doméstico no solo es urgente sino necesario para entender mejor que dinámicas que pueden converger en esta geografía hemisférica.  Se recomienda encontrarlo en la siguiente dirección el documento completo en versión en inglés con la amplitud del informe:http://www3.weforum.org/docs/WEF_The_Global_Risks_Report_2021.pdf   

La versión ejecutiva en español traducida en cinco páginas se podrá encontrar en la siguiente dirección: https://www.zurich.com.mx/-/media/project/zwp/mexico/docs/grr2021-executive_summary_spanish.pdf

Más allá de la visión global y eventualmente distante a esta región, propone genialmente ejercicios de interpretación en los que pueden construirse matrices aplicadas para el país. 

Estos ejercicios aunque parecieran distracción, bien podrían abonar al pensamiento estratégico de políticos, empresarios y funcionarios. Abrir canales de asistencia y comunicación con expertos que formulan estos documentos permite ampliar nuevos escenarios de aprendizaje…. El capital social se construye sobre veredas nuevas y esta es una de ellas…  La diferencia entre el astrologo y el astrónomo es la matemática del cálculo para ver más allá de la línea de Karman (1881-1963) ¿Qué pierden haciendo un ejercicio intelectual…? Ganarían una mirada al futuro… ¿Cuándo lo hacemos…?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *