Presentan a Nuncio Apostólico para Guatemala

Oct 19, 2020 | Nacionales, no disponible, Not Available, Portada, Religión | 2 Comentarios

Por Rubén Jocol |

Este lunes, la Conferencia Episcopal de Guatemala publicó en sus redes sociales la presentación del nuevo nuncio apostólico para el país. Se trata de monseñor, Francisco Montecillo Padilla, quien fue designado por el papa Francisco.

Montecillo nació en Cebú City, Filipinas, el 17 de septiembre de 1953. Fue ordenado sacerdote, el 21 de octubre de 1976, es doctor en Teología y Derecho Canónico e ingresó al servicio diplomático de la Santa Sede el 1 de mayo de 1985.

Según información de la Conferencia Episcopal de Guatemala, Montecillo ha prestado sus servicios en las Nunciaturas Apostólicas de República Dominicana, Venezuela, Austria, India, Japón y Australia.

También fue delegado apostólico en la Península Arábiga, ha sido Nuncio Apostólico en Papúa Nueva Guinea, Islas Salomón y Timor Oriental, Tanzania, Kuwait, Baréin, Emiratos Árabes Unidos, Yemen y Qatar.

2 Comentarios

  1. Ixbalanqué Cuyum

    Este señor así vestido piensa que viene como un príncipe neocolonialista de la religión católica…perdonen, pero ese viejito no tiene absolutamente NADA QUÉ VER con nuestro maestro y hermano JESUCRISTO…él fundó una comunidad de creyentes cuya principal vinculación es la realidad de los pobres y necesitados…No necesitamos NUNCIOS APOSTÓLICOS para difundir la palabra de Dios y esta clase de personas solamente viene a quitarle credibilidad y certeza a la predicación del Evangelio…Estoy de acuerdo que el Vaticano designe representantes diplomáticos, pero no vestidos de payasos..

    Responder
  2. Amalia Hernández

    Como CATÓLICO CONVENCIDO no estoy de acuerdo en que el Vaticano permita que sus representantes no sean humildes y se presenten ante las autoridades como personas normales…creo que es primera vez que un Nuncio Apostólico se vista como si estuviera en la EDAD MEDIA…lo siento, pero YO NO CREO EN ESA CLASE DE REPRESENTANTES que siguen viniendo como si fuéramos sus siervos feudales.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *