Campur, la aldea que los huracanes convirtieron en laguna en Guatemala

Dic 13, 2020 | Clima, Nacionales, no disponible, Not Available, Portada | 0 Comentarios

Para llegar hasta allá desde Ciudad de Guatemala hay que recorrer unos 270 km de carretera a través de una accidentada geografía, con trechos que apenas están afirmados en tierra.

Ya cerca, abajo, entre las montañas, se divisa una especie de espejo de agua en un lugar donde es difícil imaginar que alguna vez hubo calles.

El huracán Eta primero y seguidamente el Iota trajeron mucha lluvia a esta comunidad de unos 1.500 habitantes. Fue tan rápida la devastación que solo tuvieron tiempo de huir.

Casas bajo el agua

A Campur ahora se ingresa en lancha. El agua cubre casi completamente el templo del pueblo y, donde hubo alguna vez un campo de básquet ahora solo emerge, como un periscopio, un tablero con su aro.

Dicen que antes de existir el pueblo, allí mismo había una laguna que se secó, y que ahora, con los huracanes, ha vuelto.

La ciudad iba a inaugurar una escuela, que ahora también está cubierta.

Los devastadores ciclones Eta e Iota, que dejaron al menos 60 muertos y 100 desaparecidos en este país, también dejó sin casa a mucha gente.

“Son aproximadamente unas 700 casas que están bajo el agua, van incluidas escuelas, iglesia católica, bautista”, cuenta José Chen, uno de los pobladores afectados quien, pese a las circunstancias, no ha dejado de llevar su mascarilla, en medio de la pandemia de coronavirus.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *