La ciencia revela por qué nos da el mal del puerco y cómo evitarlo

Jul 1, 2021 | Política, Portada, Salud | 0 Comentarios

Con información de Noticieros Televisa.

Todos hemos sufrido «el mal del puerco», ese cansancio extremo que tenemos después de comer. ¿Existe una forma de combatirlo? Afortunadamente sí, y la ciencia nos da un tip para superar este inconveniente.

¿Qué es el mal del puerco?

Llamamos mal del puerco a la sensación de pesadez y cansancio, acompañado de una gran necesidad por dormir, que se suscitan después de comer.

El nombre científico del mal del puerco es somnolencia postprandial y se debe a una alteración de los componentes químicos de la sangre, derivada de la ingesta de alimentos, que provocan mucho sueño después de comer.

Así lo explica la doctora Mónica Méndez Díaz, profesora de la Facultad de Medicina de la UNAM:

“Cuando hacemos una comida copiosa, se eleva la cantidad de glucosa que tenemos en sangre. La glucosa que está en la sangre se va hacia el sistema nervioso, e inhibe la actividad de células que tenemos en una estructura muy en particular en el cerebro llamado hipotálamo lateral. Ahí, hay unas neuronas llamadas orexinérgicas, y cuando hay glucosa en sangre, estas células dejan de disparar su frecuencia, su actividad disminuye y eso facilita que se instale esa sensación de tranquilidad y de quedarnos dormidos.”

¿Por qué sufrimos el mal del puerco?

De acuerdo con COFEPRIS (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios), el mal del puerco tiene su origen en el inicio de nuestro proceso alimenticio. Es decir, por no masticar correctamente la comida.

Al no masticar suficiente los alimentos, nuestro cuerpo no se siente saciado, y nos obliga a comer más. Esto provoca una mayor producción de ácido clorhídrico, por consiguiente aumenta la acidez en nuestro estómago, y provoca que se libere bicarbonato de sodio e insulina, con el fin de usar la glucosa como fuente de energía.

El aumento de la glucosa se va al hipotálamo lateral a través del torrente sanguíneo, y ocurre lo que ya explicaba líneas arriba la doctora Méndez Díaz.}

¿Cómo evitar el mal del puerco?

De acuerdo con la doctora Méndez Díaz la mejor forma de evitar el mal del puerco es comer con moderación.

En caso de habernos dado un festín, y comenzar a sentir el mal del puerco se recomienda ingerir algo que estimule nuestro sistema nervioso, como una taza de café.

La doctora también apunta que otra forma de estimular el sistema nervioso sin ingerir café es realizando una caminata ligera de 10 minutos después de comer.

En última instancia, y sólo si tenemos tiempo y no podemos realizar alguna de las recomendaciones anteriores, se recomienda dormir alrededor de 15 a 30 minutos máximo.

“Después de esta siesta, nos sentiremos refrescados, energizados y realizaremos una gran cantidad de actividades igual que si nos hubiéramos recién levantado por la mañana.”

Por su parte, COFEPRIS da las siguientes recomendaciones para evitar el mal del puerco:

  • Masticar y triturar los alimentos adecuadamente.
  • No comer rápido, tomarnos con calma la hora de comer.
  • Tomar agua en abundancia.
  • Cocinar los alimentos al vapor o a la plancha.
  • Consumir alimentos ricos en fibra y bajos en grasas y azúcares.
  • Evitar comidas abundantes y realizar 5 comidas diarias moderadas.
  • Mantenerse ocupado después de comer, con caminatas o estiramientos durante 10 minutos.

Siguiendo todas estas recomendaciones, lograrás derrotar al mal del puerco y mejorarás tu salud.