Hay varias marcas de vacunas en Guatemala, combinarlas en una persona representa riesgos

Jul 21, 2021 | Nacionales, Política, Portada, Salud | 0 Comentarios

Con información de Prensa Libre.

En Guatemala se están aplicando actualmente las vacunas AstraZeneca, Sputnik V y Moderna. Ante esta variedad surge la posibilidad de una “combinación” de dosis.

El Consejo Nacional de Prácticas de Inmunizaciones de Guatemala (Conapi) recomienda usar “preferentemente el mismo producto para las vacunas contra covid-19 cuyo esquema requiere dos dosis, conservando el intervalo de administración recomendado”.

Pero, ante la posibilidad de una vacunación heteróloga (combinada) indicaron que si la primera dosis de vacuna se hizo con AstraZeneca, se puede ofrecer completar la segunda dosis con Moderna o Pfizer y respetar el intervalo sugerido de 12 semanas entre una dosis y otra para asegurar su efectividad.

Detallaron en dictamen que hasta la fecha no hay ninguna evidencia científica y documentada para recomendar otros esquemas heterólogos.

Quienes se están vacunando con la Sputnik V, dicen, es preferible retrasar la aplicación de la segunda dosis antes de arriesgarse a la aplicación de otra vacuna ya que no se conoce cuáles podrían ser las reacciones adversas para la salud de la persona.

Las vacunas Pfizer y Moderna tienen una plataforma ARNm que contienen material del virus que causa el covid-19, el cual instruye a las células a crear una proteína inocua o inofensiva que es exclusiva del virus (proteína S). Cuando las células copian la proteína, destruyen el material genético de la vacuna pero con los linfocitos T y B que crea logra recordar cómo combatir el virus si existe una infección en el futuro.

Las vacunas de AztraZeneca, Sputnik y Jansen de Johnson & Johnson son de un vector viral que contienen una versión modificada de otro virus diferente. Dentro de la envoltura del virus modificado, hay material del virus que causa el covid-19 al que se la ha quitado la capacidad de replicarse o enfermar. Una vez que este vector viral está en las células, el material genético les da instrucciones a las células para que produzcan una proteína que es exclusiva del virus que causa la enfermedad y así generar una respuesta para recordar combatir el virus en el futuro.

En el caso de las vacunas Sinovac/Sinopharm tienen virus inactivados y están compuesta por el propio virus covid-19 atenuado. Es decir, son virus en los que se ha reducido la virulencia y la capacidad de reproducirse. Cuando las personas reciben estas vacunas, el sistema inmunológico aprende a reconocer y combatir esta forma más débil del virus, previniendo la enfermedad en caso de contactar con el COVID-19.

Vía @prensa_libre