Dos legisladores estadounidenses que, a los que Rusia prohibió su ingreso, dicen que aún se unirán a la misma delegación del Congreso que irá al país, pero solo visitarán Ucrania, Serbia y Kosovo.

El senador Chris Murphy, demócrata por Connecticut, tuiteó que «Rusia no nos dejaría entrar, pero [el senador] Ron Johnson (republicano por Wisconsin) y yo visitaremos Ucrania, Serbia y Kosovo esta semana para demostrar el apoyo bipartidista para el nuevo Gobierno ucraniano y diálogo continuo entre Belgrado y Pristina».

Ron Johnson es copresidente del Caucus de Ucrania, un grupo de legisladores que se reúnen para perseguir objetivos legislativos comunes.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, dijo a los periodistas el 28 de agosto que la lista se estableció en respuesta a las «restricciones infundadas de Estados Unidos contra un número significativo de miembros del Consejo de la Federación», la cámara alta del parlamento ruso.

Murphy y Johnson, que son críticos vocales del Kremlin, a fines de agosto dijeron que Rusia les había negado las visas para visitar el país.

En una publicación en su sitio web el 27 de agosto, Murphy, que es miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, calificó la medida de Rusia como «una pena que Rusia no esté interesada en el diálogo» en «un momento potencialmente peligroso para la frágil relación de nuestras dos naciones.»

El día anterior, Johnson dijo en un comunicado que «el camino que [el presidente] Vladimir Putin ha elegido para Rusia es una tragedia de proporciones históricas».

La embajada rusa en Washington llamó a Johnson «rusófobo».

Las relaciones entre Rusia y Estados Unidos se han vuelto muy tensas por una variedad de temas, incluida la agresión de Moscú en Ucrania, su presunta intromisión en las elecciones presidenciales de Estados Unidos y su participación en la guerra civil de Siria.

Con información de La Voz de América