Por Fredy de León |

Este año, en Santa Catarina Ixtahuacán, Sololá, seis personas han sido asesinadas, cuatro mujeres y dos hombres.

El último caso fue el asesinato de Mirna Macario Ramírez, de 44 años, quien caminaba hacia su vivienda, en el caserío Chuidolores, aldea Tzampoj (en la imagen ilustrativa), cuando fue emboscada por sicarios.

«Se escucharon tres detonaciones, pero no salimos porque da miedo», afirmó un vecino, quien pidió el anonimato por temor a represalias.

En la citada aldea se han registrado ataques armados, la mayoría contra mujeres, y hasta el momento no se reportan capturas.

Macario Ramírez tenía tres hijos y su esposo vive en Estados Unidos. De acuerdo a la versión de familiares, la víctima se dedicaba a prestar dinero.

Hasta el momento, investigadores de la Policía Nacional Civil (PNC) y del Ministerio Público (MP) no han informado sobre la principal hipótesis del crimen.

A %d blogueros les gusta esto: