Por Redacción Sucesos |

Este martes, la ciudad de Quetzaltenango luce parcialmente desolada y paralizada, debido a las medidas de prevención decretadas por el Gobierno de Guatemala como prevención al Covid-19.

Una de las medidas que ha tenido efecto es la paralización del transporte urbano y extraurbano, además del cierre de centros comerciales y otros comercios.

El Concejo Municipal de Quetzaltenango, este martes en reunión, decidió que algunas dependencias suspenderán atención, pero que otras que prestan servicios prioritarios (agua, energía eléctrica y mercados) seguirán con sus funciones.

El alcalde de Quetzaltenango, Juan Fernando López, pidió a la población que no salgan de sus viviendas.

Una comisión municipal de Xela revisó el inmueble del Centro de Ferias y Mercadeo de Quetzaltenango (Cefemerq), el cual podría ser usado por las autoridades del Área de Salud de Quetzaltenango.

En la Terminal Minerva, zona 3 de Xela, algunas personas acudieron esperando encontrar buses, pero al no estar vigente el servicio por el estado de Calamidad Pública, optaron por contratar taxis.