Perú: Presidente Pedro Castillo afrontará tercer pedido de vacancia

Dic 2, 2022 | Actualidad, Internacionales, Portada | 0 Comentarios

El presidente peruano, Pedro Castillo, afrontará el 7 de diciembre un tercer proceso para expulsarlo del cargo por presuntos actos de corrupción durante sus 16 meses de gestión, después de que el Congreso admitió una la solicitud presentada por el parlamentario independiente Edward Málaga.

Con 73 votos a favor, 32 en contra y 6 abstenciones se aprobó que Castillo asista junto a su abogado para su defensa política. Luego, se iniciará el debate y la posterior votación para definir su futuro político. Se requieren de 87 congresistas para retirarlo del cargo.

La oposición trata de no fracasar otra vez. Hace un año se presentó la primera moción de vacancia contra Castillo que, al final, no llegó a tramitarse por falta de votos. Luego, en marzo pasado, se dio el segundo juicio político contra el presidente que tampoco logró el respaldo necesario.

Si no logran el objetivo, una carta sería apelar a la suspensión de Castillo por un año. La Comisión de Constitución sesionó el jueves para establecer un procedimiento en el caso de recurrir a esta alternativa.

Se presentaría una moción de orden del día, la cual tendría que someterse a una votación en el Pleno del Parlamento. Después, las mismas reglas del proceso de vacancia se activarían y solo se requeriría de 66 votos para determinar la suspensión del presidente de la República.

En ese escenario, la vicepresidenta Dina Boluarte asumiría las riendas del Gobierno hasta que Castillo sea rehabilitado.

Pliego de temas

Castillo tendrá que responder en el proceso de vacancia por qué en su administración hubo un copamiento y desmantelamiento del aparato del Estado, a través de la designación de altos funcionarios con graves cuestionamientos para favorecer a los intereses de su entorno.

Además, las investigaciones de la Fiscalía General que devinieron en la denuncia constitucional por los presuntos delitos de organización criminal, tráfico de influencias y colusión por los casos Puente Tarata y Petroperú. También por los ascensos irregulares en las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional en noviembre del año pasado.

Por último, el presidente tendrá que aclarar si está involucrado en un «presunto encubrimiento» para no atrapar a los prófugos de su gobierno y el supuesto plagio en su tesis de maestría.

Pese a que Castillo debería ser escuchado, representantes de Fuerza Popular, Renovación Popular, Avanza País, Alianza para el Progreso, Acción Popular y otros independientes ya adelantaron que igual apostarán por la destitución del maestro rural. Por otro lado, buscan que las bancadas de izquierda también se sumen a su cruzada.

Llamó la atención que en la votación del jueves para tramitar la moción de vacancia, cuatro congresistas de Perú Libre, que postuló a Castillo a la presidencia en las últimas elecciones generales, mostraron su apoyo al documento. La postura de la agrupación izquierdista se debería a que rechazan la designación de la flamante primera ministra Betssy Chávez.

Actualmente, Chávez es investigada por la Fiscalía General por los presuntos delitos de aprovechamiento indebido del cargo y tráfico de influencias, tras la publicación de un reportaje que describió como supuestamente habría beneficiado con contratos a una familia que vive en su ciudad natal, Tacna.

Además, tampoco estarían de acuerdo con la decisión que el Gobierno adoptó para interpretar como negativa la cuestión de confianza que planteó el ex primer ministro Aníbal Torres para derogar la llamada ‘Ley Anti referéndum’ en el Parlamento.

Tregua política

En medio de la confrontación entre el Gobierno y la oposición, la misión de alto nivel de la Organización de Estados Americanos (OEA) informó detalles preliminares sobre su informe final de la visita que hizo a Perú ante el Consejo Permanente.

Eladio Loizaga, portavoz de la delegación, dijo que se recomienda que “se realice una convocatoria al diálogo” de los diferentes sectores, incluido el Poder Ejecutivo y la sociedad civil. Además, en el informe de nueve páginas se señala que es necesario el compromiso de los actores políticos “para ambientar un clima de tranquilidad para avanzar el diálogo y la conducción de los procesos judiciales, que deben seguir su curso con los plazos de ley”.

El excanciller paraguayo añadió que también se recomienda fortalecer la justicia constitucional para que el tribunal constitucional actúe de manera autónoma e independiente, aparejado al respeto a los derechos humanos y a la libertad de expresión y los medios de comunicación.

Luis Almagro, secretario general de la OEA, agregó en su turno que “las referencias a que en Perú hay un pronóstico reservado, que la democracia peruana está en cuidados intensivos, una guerra civil entre instituciones públicas, el acoso permanente y la confrontación entre poderes”.

Por ello, planteó que se dé una tregua política de 100 días entre los poderes del Estado para buscar una salida a la crisis.

Información Rodrigo Chillitupa Tantas / Voz de América / Fotografía Presidencia del Perú

Luis Hernández
Luis Hernández

NOTICIAS RELACIONADAS

El Salvador le quita el barrio La Campanera a la peligrosa pandilla 18

El Salvador le quita el barrio La Campanera a la peligrosa pandilla 18

Es difícil que en El Salvador haya alguien que no sepa qué es La Campanera. No porque todos hayan entrado alguna vez ahí, sino porque los diarios o los documentales no han dejado nada a la imaginación cuando hablaron de esa comunidad como un lugar emblemático del...