Organizaciones sociales y estudiantes en crisis

por | Ago 23, 2022 | Opinión | 0 Comentarios

Cada vez las instituciones democráticas van en camino de su desaparición, los mismos gobiernos cierran los caminos a lo que podría ser el espacio de un país democrático sin represión como la iniciativa del ley 6076, donde los mismos partidocracia han cooptado a las instituciones y queriendo perpetuarse destruyen los espacios que costaron vidas a través del tiempo, en el caso de Guatemala se tuvo un conflicto armado por 36 años, dejando miles de muertes que fueron masacradas, entre estudiantes, profesionales,  sindicalista y  las cuatrocientas  cincuenta aldeas que cayeron bajo la política de exterminio y genocidio en comunidades rurales.

No basto esa barbarie para que todo volviera a ser igual  o peor que los regímenes militares que tuvieron por muchos años sometida a la población, en los años de mayor represión se veìa mejor organización de la sociedad, la Universidad de San Carlos de Guatemala encabezaba aquellas masivas manifestaciones, tenía poder de convocatoria y credibilidad de sus líderes estudiantiles, pero desafortunadamente muchos de ellos fueron asesinados por los aparatos represivos de seguridad de esa época,  hoy la universidad se encuentra acéfala no hay lideres natos, las asociaciones ya no tienen liderazgo de antaño, hoy son puestos políticos y no de lideres.

Ahora hay pugnas entre los mismos grupos estudiantiles, ya no se tiene la consigna ni la ideología que se tuvo en esas décadas, hoy se tiene formación académica y menos conciencia social, el estudiante llega se gradúa y se va sin conocer  la realidad de su país, ni donde le tocara trabajar, hace años un grupo académico pensó que aparte de la carrera que escogía el estudiante había que formarlo para que tuviera conciencia social, del papel que le correspondìa como futuro profesional y no solo se transformara en otro engranaje del sistema explotador, ahora  se habla de la consigna del neoliberalismo y libertad económica e individual, otra ideología diferente.

Los sindicatos fueron desapareciendo por el mismo sistema de contratación, en las empresas cuando los contratan les preguntan si han pertenecido a algún sindicato, no existe formación de los cuadros de base como hace años, los trabajadores conocían y defendían sus derechos laborales, se recuerda que fue en el periodo presidencial de Álvaro Arzú cuando comenzó la desaparición de los sindicatos, como este señor pertenecía a las cámaras empresariales le convenia que cambiara el sistema, hoy los trabajadores no tienen una representación cuando pelean sus conquistas laborales, por eso los sindicatos han desaparecido como fuerza laboral.

Las organizaciones sociales no han logrado penetrar como representantes de la población, algunos malos sindicalistas han desprestigiado a estos gremios, pues se han aprovechado inclusive de ayuda internacional, ya no son como aquellos sindicatos de Luz y Fuerza de la década de los 70`s, estos fueron asesorados por abogados laboristas de la USAC, se manejaba una ideología de los gremios de trabajadores en Inglaterra, con el conflicto armado se aprovecho el estado de terror para borrar del mapa a estos gremios, se recuerda el desaparecimiento de 37 sindicalistas en la Casa Emaús, después otros 27 que nunca aparecieron.Como ahora no existe una representación sindical se pretende pagar salarios de hambre que le llaman diferenciados y la otra iniciativa de trabajos parcializados que propone la cámara empresarial y comercial CACIF, en otros casos se ha roto el derecho laboral porque ahora algunas empresas contratan hasta por doce horas de trabajo continuo, el trabajador ya no le da tiempo para formarse académicamente y optar a mejores puestos, ni formar gremios laborales para defender sus derechos, hoy se encuentra sometido al sistema explotador de los tiempos cuando los horarios laborales eran extenuantes de la primera revolución Industrial.

René Arturo Xicará
René Arturo Xicará

Investigador en la Dirección de Investigación DICUNOC y Docente en Postgrados.
Formación académica: Licenciado en Economía, Maestría en Antropología Social y Doctorado en Investigación.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.