Human Rights Watch

por | Ene 17, 2022 | Opinión | 0 Comentarios

HRW acaba presentar la 32ª edición de su Informe Mundial 2022, que en sus 764 páginas examina las prácticas de derechos humanos en casi 100 países. Las reacciones de algunos de los gobiernos no se hicieron esperar y respondieron duramente a lo vertido en esta publicación. También los medios de prensa desde cada país han resaltado lo descrito en este informe que desnuda de una manera clara y directa las acciones de sus gobiernos que llevan a violaciones de los ddhh.

Kenneth Roth quien es el director ejecutivo de HRW resalta en un ensayo introductorio del informe que los líderes autocráticos se enfrentaron a una importante reacción en 2021 y que la democracia va a prevalecer sobre la autocracia si es que los líderes democráticos trabajan de mejor manera para abordar los grandes desafíos y problemas globales.

Resalta las acciones represivas contra sectores de oposición en China, Rusia, Bielorrusia, Myanmar, Turquía, Tailandia, Egipto, Uganda, Sri Lanka, Bangladés, Venezuela y Nicaragua, se condena los golpes militares en Myanmar, Sudán, Malí y Guinea, así como los traspasos de poder antidemocráticos en Túnez y Chad. Hace especial mención al surgimiento de líderes con tendencias autocráticas en democracias que llegaron a estar consolidadas —o aún lo están— como Hungría, Polonia, Brasil, El Salvador, India, Filipinas y, hasta hace un año, Estados Unidos.

El informe es contundente en afirmar que existe un deterioro de los derechos humanos en 15 países de la región -entre ellos Argentina, Brasil Colombia, México, Cuba, Venezuela y Nicaragua. Adicionalmente resalta que en Latinoamérica hay líderes democráticos como los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro; de México, Andrés Manuel López Obrador; y de El Salvador, Nayib Bukele que han implementado acciones para debilitar la independencia judicial generando “una situación muy delicada» para la democracia en la región. Para HRW hay un gran desafío para mantener vivas las libertades en la región.

El informe mundial de HRW constituye la voz de los que no son escuchados y da herramientas a la comunidad internacional para que ponga más atención en países donde las violaciones de los ddhh son práctica diaria y que por razones políticas muchas veces las pasan por alto o no las quieren ver.

Este informe también debe ser un llamado a la consciencia de los lideres políticos sean de gobierno o de oposición. Evitar las violaciones a los ddhh significa contar con un enfoque integral de las políticas públicas las cuales van a depender para su resultado positivo, no sólo de su diseño, relevancia y coherencia, sino de algunas condicionantes externas, de su financiamiento y de la eficiencia y de su eficacia en su implementación.  Todo esto bajo el necesario ejercicio de diálogo y la construcción de consensos, respeto, tolerancia, inclusión y sobre todo que sea humana como única opción para humanizar a la política. 

Hasta la próxima semana.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.