Concepción sobre la calidad educativa explicita y subyacente en la enseñanza (parte 1)

por | Ago 19, 2022 | Opinión | 0 Comentarios

En los últimos años el debate académico y político ha tenido un corrimiento desde la escolarización hacia la calidad de la enseñanza en los Sistemas Educativos Públicos y privados, en el que concurren multitud  de  intereses políticos, sociales, éticos, ideológicos y económicos fundamentados en el discurso  de la globalización,  el mercantilismo y  la competitividad con el fin de alcanzar la mayor eficiencia dentro de la “aldea global” en donde impera la lógica del mercado influenciando todos los ámbitos de la vida ciudadana, el trabajo, el consumo, la política, la educación  y hasta el mundo de las relaciones humanas (Pérez Gómez, 2008)

Para Fernández Sierra (2008)  el concepto de calidad es una traspolación del mercantilismo, planteado como algo atractivo, valioso deseable para desarrollar su máximo potencial  competitivo a través de diferentes  estrategias  que permitan atraer y satisfacer al cliente interno y externo, lo que convierte a la escuela en una empresa educativa de oferta y demanda, pero la calidad más que  de concepciones educativas se está reinterpretando  de las concepciones económicas, políticas y sociales proveniente de las marañas globalizadas, mercantilista, competitiva y capitalista. 

Desde esta óptica son los niños y las niñas quienes conformar el grueso ejército, de clientes externos, consumidores potenciales de los servicios de educación que intentan satisfacer sus gustos, necesidades  e intereses, en este contexto decir calidad de la enseñanza también implica hacer un diagnóstico sobre quienes merecen estar abajo según el reclutamiento escolar y quien merece estar arriba, como necesidad que plantea la fracción de la  inteligencia para no sentirse confundida o verse dispersa, es un instrumento de dominio, posición e intereses de aquellos que vis a vis  la educación significa la fuerza  tanto en el mercado laboral como en la identidad social  y en la arena  de la alta  gestión política.  

Por lo tanto los profesores, las profesoras, directores, directoras y administradores educativos conformarían el conglomerado de  clientes internos, sometidos a las prácticas del sistema perverso que los  convierte en meros operarios,  en una pieza más de la maquinaria, cuyo papel está determinado por los planes (manuales) preestablecidos y que no responden a las necesidades del medio,  escondiendo intenciones de darwinismo social que utiliza a la educación como elemento selector  y discriminador (Fernández Sierra, 2008)

Entonces ¿Qué es  calidad  en materia de enseñanza? es una entelequia metafísica (Lerena 1989) constituye  uno de los puntales de la plataforma de pensamiento, percepción y acción de las clases dominantes, que se sustenta en las categorías del esencialismo  y el biologismo a través de: naturaleza-ser-sustancia, además se entrelaza con las  categorías mentales de: desigualdad-diferencia-distinción-jerarquización, como parte de la división de clases  y grupos,  se asocia también inequívocamente con los términos de excelencia-valía-dignidad-nobleza, es una autopresentación de los representantes del ethos, finalmente  connota las ideas claras de preeminencia necesaria, lógico ascendiente, liderazgo natural y autoridad legítima  de la división de la sociedad  y de la dominación. 

Rene López
Rene López

Maya K»iché, doctor en educación, investigador, docente universitario de la Universidad de San Carlos de Guatemala, Centro Universitario de Sur Occidente, docente de maestrías del Centro Universitario de San Marcos, del Centro Universitario de Occidente y de la Facultad de Humanidades del Campus de Quetzaltenango de la Universidad Mariano Gálvez.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.