¿A qué se debe la crisis del Congreso Nacional en Honduras y cómo resolverla?

Ene 27, 2022 | Actualidad, Internacionales, Portada | 0 Comentarios

La crisis del Congreso Nacional de Honduras desatada el fin de semana mantiene en vilo al país centroamericano que se prepara para el traspaso de mando presidencial del saliente Juan Orlando Hernández a la presidenta electa Xiomara Castro de Zelaya la mañana de este jueves en Tegucigalpa.

Las delegaciones internacionales han comenzado a arribar a Honduras para asistir a la ceremonia de cambio de poder mientras sus cuerpos diplomáticos instalados en el país trabajan tras bambalinas para lograr que los bandos formados en el Congreso Nacional cedan y se encuentre a la brevedad una solución, consignan medios hondureños.

La Voz de América consultó a analistas en Honduras para entender el origen de este conflicto y si esta situación podría debilitar al ejecutivo de Castro de Zelaya, antes incluso de llegar a la casa de gobierno.

¿De dónde surge este conflicto?

El exlegislador Efraín Díaz Arrivillaga explica a la Voz de América que al menos tres elementos son clave para entender la problemática, por un lado el resultado de la elección del 28 de noviembre que desplazó en la preferencia electoral a los dos partidos mayoritarios que por décadas han mantenido el poder en Honduras, El Partido Nacional, que entrega el ejecutivo y el Partido Liberal, el que se desmembró para la formación del Partido Libre, que llega al ejecutivo este jueves.

Libre logró romper el histórico bipartidismo en una alianza coyuntural con el Partido Salvador de Honduras, con quien hizo coalición en octubre para los comicios, como resultado de la elección la presidenta electa recibió un apoyo sin presidentes en las urnas, pero la composición del Congreso quedó dividida y sin ningún grupo en control total, explica.

“Yendo a lo que está pasando en este momento, el trasfondo de esto y desde mi punto de vista es un problema político y de luchas de poder”, enfatiza Díaz Arrivillaga

Por su parte Carlos Hernández, director de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) comenta a VOA que el origen en sí está en el pacto del partido de la presidenta electa con el Partido Salvador de Honduras que lidera Salvador Nasralla, y el compromiso de que si ganaban la elección el Congreso Nacional sería presidido por un diputado de ese partido.

Es la razón por la que al darse la disputa una de las directivas la preside Luis Redondo, que tiene el apoyo de Xiomara Castro para honrar el compromiso de la coalición, la fracción reúne a 50 diputados.

La otra directiva presidida por Jorge Cálix con el apoyo del Partido Nacional, gran parte del Partido Liberal y 20 disidentes del Partido Libre reúne a 80 diputados, según fluctúan los movimientos.

¿Cuánto ha afectado hasta ahora la crisis a la presidente electa?

Las opiniones están divididas entre los expertos.

El sociólogo hondureño Julio Navarro, cree que en principio la situación “ha levantado la figura de Xiomara Castro, porque nadie cree que ella dé alguna muestra de estar en una maniobra política. Siempre ha sido tajante y tildó de traidores -palabra fuerte- a los que incumplieron”.

Sin embargo, este experto cree que la revuelta y división de su partido tendrá un efecto una vez llegue al poder en los temas donde debe trabajar con el Congreso Nacional.

“Creo que habrá una recomposición porque tanto el Partido Nacional como el Partido Liberal estarán leyendo lo que está pasando en las calles”, dijo.

Por su parte Efraín Díaz Arrivillaga cree que este conflicto deja a la presidenta, si bien con un amplio apoyo popular, muy reducido su margen de acción desde el ejecutivo con un Congreso Nacional en pugna.

Carlos Hernández opina que a mayor escalada, el problema ya no es solo un asunto político, sino problema de país, y que las acciones que se toman y la misma postura de la presidenta electa pueden crear más fracturar más, “si se empieza a ver una usurpación de funciones”, opina.

Uno de los miembros del núcleo alrededor de la presidenta electa comentó a Voz de América la noche del martes, en condición de anonimato, que una de las vías de negociación es lograr reagrupar al partido Libre con la vuelta de los disidentes mientras “avanzan las negociaciones con el apoyo de la comunidad internacional”.

¿Qué papel ha jugado la comunidad internacional en la crisis?

Hasta ahora el papel de la comunidad internacional ha sido clave y el posicionamiento de los sectores del país también ha estado en consonancia en urgir un diálogo, comenta a VOA, Carlos Hernández de ASJ.

Medios de comunicación de Honduras dan cuenta al detalle de algunas reuniones que se realizan y los mensajes de países como Estados Unidos y la Unión Europea que han llamado a la calma y a encontrar soluciones inmediatas a la situación.

El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price llampo a que “Mantengan la calma, participen en el diálogo, absténganse de la violencia y de la retórica provocativa”.

Hernández agrega que las organizaciones de la sociedad civil, universidades públicas y privadas más las organizaciones del sector privado han pedido de urgencia a la Organización de Naciones Unidas (ONU) participar como mediador para tener una salida a la situación.

“La comunidad internacional ha llamado a negociar y las Naciones Unidas de manera muy acertada y neutral lo está haciendo. Hay preguntas como cuál va ser el papel de Estados Unidos más cuando se prevé la llegada de la vicepresidenta Kamala Harris al país”, dice Hernández.

La Embajada de Estados Unidos y representantes de la Comunidad Europea se han reunido por separado con los presidentes de las dos facciones desde el lunes, según expuso El Heraldo de Honduras. “La posición de los diplomáticos fue clara: el respeto a la democracia, es decir, a la lista más votada, según conoció este medio de una fuente que tuvo acceso a las conversaciones”.

¿Cuánto avanzan los diálogos internos?

Dentro del país se barajan soluciones como que el Partido Liberal dé un paso atrás para encontrar una salida a la crisis y desista de apoyar a Jorge Cálix para presidir el Congreso Nacional y opte por negociar en la legislatura que propone a Luis Redondo.

La presidenta electa Xiomara Castro ha tenido conversaciones con el presidente del Partido Liberal, Yani Rosenthal, para encontrar una salida en una mesa de diálogo, según confirmó el partido.

Anoche el dirigente de la agrupación dijo en su cuenta de Twitter: “El PL le brinda todo su apoyo a la presidenta Xiomara Castro e inicia con ella un diálogo para lograr el cumplimiento de su mandato, así como el de nuestro partido, para resolver los problemas urgentes de nuestra nación en función de la gobernabilidad del país”.

El consenso académico dentro del país tiende a equilibrar posturas y dicen que ambas directivas, tanto la de mayoría numérica como la que avala la presidente electa carecen de validez legal porque fueron nombradas fuera del Reglamento del Congreso para conformar directiva.

¿Qué podría ocurrir este jueves durante la investidura?

La tradición manda que el acto está cargo del presidente del Congreso Nacional, pero a falta de esto la misma Constitución ofrece otras salidas, y es que un juez tome juramento explica a VOA, Efraín Díaz Arrivillaga, «y esa pareciera ser la opción prevista por la mandataria», agrega.

Los académicos dudan que el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rolando Argueta Pérez, al ser parte de los mandos instalados por el Partido Nacional de Juan Orlando Hernández, de el paso para juramentar a la mandataria, también porque el Partido Libre no ve en el magistrado una figura de independencia judicial.

La Voz de América intentó obtener versiones por separado de diputados de las diferentes fracciones para conocer sus opiniones, entre ellos el diputado Hugo Noe Pino y a la diputada Doris Gutiérrez, entre otros, pero hasta la hora de publicación de este artículo no obtuvimos respuestas.

Con información de Tomás Guevara / Voz de América