El nueve de julio la noticia se rego por todo el mundo viendo como la multitud cientos de miles de personas manifestaron por las calles de este país, Sri Lanka se encuentra en el Océano Indico, fue invadido en 1796 por Inglaterra y en 1802 paso a ser colonia británica, lo mismo que hicieron en Guatemala en el caso de Belice, primero se apoderaron del territorio y posteriormente en 1981 le dieron su independencia, pero volviendo al caso de este país asiático se independizo de Inglaterra en 1972, quitándole el nombre de Ceilán, por el de Sri Lanka, este país tiene 22 millones de habitantes, por cuestiones estratégicas fue tomado por los ingleses, para que no avanzaran las tropas japonesas en la Segunda Guerra Mundial.

De lo que se ha podido conocer en los medios de comunicación a nivel mundial es que la población se cansó del gobierno que no supo enfrentar y manejar la pandemia, además de los actos de corrupción en las esferas gubernamentales, en los últimos meses los precios de los artículos tuvieron una escalonada con un proceso inflacionario  que llegó al 70%, fue lo que desespero a la población que ya no aguanto más y salió a las calles a manifestar su inconformidad, aunque las fuerzas de seguridad trataron de frenar la avalancha de manifestantes con bombas lacrimógenas y represión, el pueblo se armó de valor e invadieron las instalaciones gubernamentales, el presidente salió huyendo del país, además las grandes manifestaciones entraron al palacio de gobierno sin armas, sino con la voluntad de sacar  a los gobernantes.

Los manifestantes entraron al palacio  donde encontraron toda clase de indumentarias y los lujos que se daban los gobernantes, se metieron a la piscina que solo usaba el presidente, entraron a las habitaciones con todos los lujos de magnates, esto es lo que se ha podido visualizar en los medios de comunicación internacionales, hasta el momento se  ha pedido que se organice un gobierno participativo con todos los partidos políticos, pero nadie ha respondido, mientras el pueblo se encuentra dentro disfrutando lo que tenían los gobernantes, esto está sucediendo en pleno siglo XXI, cuando se pensaba que los países podían vivir en democracia participativa, pero con los políticos no se puede pensar en hacer crecer un país sin llegar a la corrupción.

La rebelión en este país lejano Sri Lanka, debe poner las barbas en remojo de los políticos que tienen el poder y de los que pretenden llegar solo para ir a robar y cometer actos de corrupción, cuando los pueblos se cansan ya no importa la cantidad de fuerzas represivas que actúen en contra del pueblo, que se cansa de tanta corrupción y de todas las instituciones gubernamentales cooptadas, la justicia sometida a los intereses partidistas y políticos, donde los delincuentes de cuello blanco salen libres de los tribunales, los que trabajan por la justicia son criminalizados y se van al exilio, cuando las carreteras del país se encuentran en pésimas condiciones de un país subdesarrollado, los precios de la canasta básica están por las nubes y los salarios de hambre. 

Cuando los gobernantes no le pongan atención a los factores sociales de la población,  los alimentos siguen su marcha alcista, la moneda se ha devaluado perdiendo su poder de compra, con el salario que se tiene no alcanza para la alimentación de las familias, los magnates que manejan los combustibles se enriquecen con los subsidios, mientras la pandemia sigue su marcha macabra, además mandan a  traer vacunas cuando la población ya no quiere vacunarse, estos son los factores que cansan a la población y provocan un estallido social.

René Arturo Xicará
René Arturo Xicará

Investigador en la Dirección de Investigación DICUNOC y Docente en Postgrados.
Formación académica: Licenciado en Economía, Maestría en Antropología Social y Doctorado en Investigación.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.