Para cambiar al mundo hay que imaginarlo… (II y final)  

por | Ago 31, 2022 | Opinión | 0 Comentarios

No es la distancia de Yokoze, la clave son sus estrategias y enfoque de gestión      

¿La experiencia del municipio de Yokoze está demasiado lejos…? Me expresó en estos días un distinguido y dilecto colega profesor universitario. Ingrid Rojas desde Costa Rica dedicó una extensa reflexión sobre su estancia en Asia, donde me compartió ese crucial descubrimiento de la articulación entre cultura y desarrollo.  Y Luis Rodas, con el escalpelo de su experiencia territorial coincidió en ello… 

No me cabe duda que detrás de este debate del desarrollo municipal el tema de la educación es el eslabón que articula el marco del crecimiento. Tal como afirma Picardo (Diario de hoy 27.08.2022 Elsalvador.com) en la investigación universitaria hay un gigantesco peso en los procesos de transformación y aceleración de la sociedad.

¿Quieren hablar de desarrollo…? Me pregunto una vez Picardo en San Salvador, en una visita académica a la Universidad Francisco Gavidia, en un curso doctoral del ICAP. –Entonces comiencen con la educación, no tenemos otra opción en Centroamérica. Excepto engañarnos…  

El desarrollo municipal pasa necesariamente por factores estructurales que tienen esa combinación de universos sectoriales e institucionales que, como me expresó alguna vez José Luis Muñiz, en América latina nunca o casi nunca se hablan: la educación pública, la formación técnica y educación superior son cruciales para construir un nuevo escenario de empleo digno que debe pasar la articulación estratégica de largo plazo.

Es por ello que la experiencia de la alianza pública-privada del municipio de Yokoze, en Japón, con la empresa Yokolabo, es el tema central. El desarrollo es bienestar y se mide por todas aquellas variables relacionadas a la buena gestión de servicios, dinámica económica, crecimiento, calidad de vida y sobre todo pautas futuras. No es solamente obra pública, que es necesaria… En Yokoze eso es parte del eslabón del desarrollo, pero no es todo, son sus vecinos, sus derechos y las condiciones de realización familiar y profesional. 

El ejemplo de la empresa Yokolabo asociada al municipio, que seguramente requerirá mejor comprensión…  tiene en la distancia particular interés para estudiar los criterios de la atracción de inversiones y su incidencia en la integralidad municipal, principalmente  a partir de compromisos temporales e implicaciones, por ejemplo en el empleo y en el entorno ambiental.

No cabe duda, comprometer recursos privados en ambientes municipales y territoriales demanda marcos jurídicos específicos. Sin embargo, la riqueza de la experiencia eventualmente son los estudios de potencialidades que resultan inmensamente infinitas a un municipio, que al ojo privado muchas veces escapa del escalpelo técnico de los expertos municipales. Justamente, lo que no ve el planificador local puede verlo el inversionista, eventualmente en industria e innovación tecnológica. 

El municipio de Yokoze confirma la tesis que, en la medida que la economía se retrate en los procesos de la cadena del desarrollo, el crecimiento y el reparto del bienestar tendrán mayor claridad. Pero ello demanda transparencia… lo vecinos tienen que participar.  

Samuel Pérez, hace algunos años, en una charla desde Canadá en una clausura del curso de Metodología que impartía en la maestría de Proyectos en Universidad de San Carlos, compartió con estudiantes que el reparto de la riqueza liberal/capitalista desde los 80’s está en el empleo y el salario, que deberían ser los verdaderos detonares del bienestar.     

Visto desde los municipios en Guatemala, gobernar el gobierno local le corresponde al Concejo Municipal junto con el alcalde, quienes (en teoría) imponen la velocidad del desarrollo y legislan con ordenanzas (Dto. 12-2002, Arts. 9 y 35, inciso i).  Alguna vez Luis Linares, de ASIES, me expresó que el proceso de gobernar los municipios demanda mayores visiones de desarrollo y soluciones diarias, que por ahora están ausentes.    

Es verdad, el municipio de Yokoze está lejos… pero la riqueza de su experiencia está en esas estrategias y conjunto de ideas en las que reconoce que el desarrollo económico es motor del bienestar, y eso lo que sostiene su alcalde, Sr. Yoshinari Tomita quien, desde una visión comprometida con la gestión municipal construye y fortalece el sistema.

¿Qué tan lejos está el municipio de Yokoze…? El tema no es la distancia geográfica, es la cultura japonesa centrada en instituciones municipales democráticas y emprendedoras con líderes políticos comprometidos.  ¡Son las estrategias y el enfoque de gestión municipal…!  Está tan cerca las ideas, apenas a la vuelta de una decisión política…  

Caryl Alonso Jiménez
Caryl Alonso Jiménez

Me forme en política y sociología con un PhD. Profesor universitario, consultor en políticas y gestión pública. Democrata con pensamiento republicano. Leo y escribo para aprender… y aprendo mientras escribo…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.