Nobel a la libertad de expresión

por | Oct 11, 2021 | Opinión | 0 Comentarios

El viernes último se hizo público los nombres de quienes habían sido galardonados con el Premio Nobel de la Paz 2021, son los periodistas María Ressa de Filipinas y Dimitri Muratov, de Rusia en reconocimiento por su defensa a la libertad de prensa y por sus constantes denuncias de los abusos de poder en Filipinas y Rusia

El jurado ha reconocido su “lucha valiente” para “defender los derechos humanos” y “la libertad de expresión” en sus países y es un homenaje a todos los periodistas que defienden esos ideales en un mundo en el que la democracia y la libertad de prensa se enfrentan a condiciones cada vez más adversas.

La anterior vez que se concedió el Nobel de la Paz a un periodista fue en 1935, al alemán Carl von Ossietzky por sus reportajes sobre un programa de rearme que Alemania mantuvo en secreto entre las dos guerras mundiales.

El periodista ruso Muratov fundó junto a otros periodistas el periódico liberal Nóvaya Gazeta, justo dos años después del derrumbe de la Unión Soviética y su trabajo no ha sido fácil ya que ha podido hacer público escándalos políticos del Gobierno ruso y de la oligarquía, casos de corrupción, violaciones de derechos humanos, crímenes en el Cáucaso o las purgas, torturas y persecuciones a personas LGTBI+ en Chechenia, etc.  El premio para Muratov llega en un momento en el que la libertad de prensa y los periodistas críticos viven un momento nefasto en Rusia. En los últimos tiempos, el Kremlin ha puesto en marcha una campaña de represión sin precedentes contra los medios independientes y sobre los propios reporteros. 

En el caso de la filipina Ressa, fue la cofundadora del medio filipino independiente Rappler, un medio que también se ha enfrentado al gobierno filipino ante las violaciones a los derechos humanos, actos de corrupción, etc. Ha sido detenida, enjuiciada y sentenciada a pena de cárcel acusada de falsos delitos. En todas y cada una de sus detenciones, esta mujer menuda ha prometido continuar poniendo el foco sobre la gestión de Duterte y su guerra contra las drogas. Vivió muchos anos en Estados Unidos donde estudió Bilogía; sin embargo, regresó a su país en la época en la que las manifestaciones populares derrocaron a Marcos y su esposa Imelda, para cursar teatro político en la Universidad Diliman, desde allí ejerce hace 35 años. 

Para este año se habían presentado al premio nobel de la Paz un total de 329 candidaturas, entre defensores de la libertad de prensa, activistas medioambientales, la Organización Mundial de la Salud, etc.; además de políticos Donald Trump y el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu. 

Este premio nobel de la Paz 2021 es un mensaje a los gobiernos que usan su poder para atentar contra la libertad de expresión y de prensa, es un reconocimiento a la libertad de los pueblos y es una exigencia a que las sociedades conozcan siempre la verdad.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *