Aficionados de Francia confunden Budapest con Bucarest y terminan viendo el juego de su selección por televisión

Jun 23, 2021 | Actualidad, Deportes, Internacionales, Portada | 0 Comentarios

Por Multimedia Stereo100

Seis aficionados franceses confundieron Budapest con Bucarest y viajaron a la capital rumana en vez de a la húngara, adonde habrían querido llegar para ver el Francia-Hungría del Grupo F que se disputó el sábado en Budapest, informa hoy el periódico rumano Jurnalul National.

Los seis se dieron cuenta de su error el mismo sábado después de aterrizar y tomar un autobús hacia el centro, mientras bebían cerveza con aficionados ucranianos desplazados hasta Bucarest para el Ucrania-Austria del lunes (Grupo C)

«¿Venís de Kiev?», les preguntó el periodista de Jurnalul National, a lo que los aficionados respondieron que no, que se habían equivocado de sede de la Eurocopa y tenían entradas para el Hungría-Francia que iba a jugarse en unas horas en el Puskas Arena de la capital húngara.

Si queda primera del Grupo F, la selección gala jugará los octavos de final el 28 de junio en Bucarest. En ese caso, los seis franceses intentarán comprar una entrada para ver, esta vez sí, a Francia en directo en esta Eurocopa.

«Tiene gracia que sea la selección nacional la que venga donde estamos nosotros», dijo Manuel, uno de los seguidores de los «bleus», sobre el posible desenlace del entuerto.

Confundir Budapest con Bucarest no fue el único error de estos franceses que trabajan juntos en una empresa de informática en su infortunado viaje al Este.

Ni las banderas rumanas o el idioma que hablaban los funcionarios en el aeropuerto hicieron caer en la cuenta de que habían llegado al sitio equivocado a estos aficionados, que además pensaron que los hinchas ucranianos que agitaban banderas de su país eran seguidores del rival de Francia.

«Creíamos que eran aficionados húngaros que iban al partido y los hemos seguido, pensando que como eran de la ciudad conocían el camino al estadio», dijo uno de los franceses sobre cómo llegaron al casco antiguo de Bucarest, donde finalmente descubrieron su error y acabaron viendo por la tele el Hungría-Francia.

Con información de ESPN