Quetzaltecos escapan de la violencia y se unen a caravana de migrantes que viaja hacia Estados Unidos

Oct 31, 2018 | Política | 0 Comentarios

Por Luis Hernández y Erick Colop |

Desde hace más de una semana inició la masiva migración de centroamericanos, la mayoría hondureños, hacia Estados Unidos. Las dos principales razones para iniciar este éxodo son escapar de la violencia y pobreza que golpea a sus países.

A este grupo que busca llegar hacia Estados Unidos se han unido quetzaltecos, quienes afirman que fueron víctimas de la violencia y esperan alcanzar una mejor calidad de vida en tierras estadounidenses.

Algunos guatemaltecos se enteraron en los medios de comunicación sobre el movimiento migratorio de hondureños y pensaron en aprovechar el momento para unirse y aventurarse para alcanzar el “sueño americano”.

Una de las historias en esta caravana es la del quetzalteco Óscar Antonio Choj Pérez, de 23 años, quien fue entrevistado mientras se bañaba en el río Niltepec, en Santiago Niltepec, pequeño municipio del estado mexicano de Oaxaca, donde el grupo de migrantes durmió el lunes reciente.

Choj Pérez narra que hace cinco meses, cuando trabajaba como ayudante de un bus de la ruta Servibus, fueron blanco de la delincuencia. En esa ocasión, uno de los tres delincuentes que se subieron al bus, le apuntó con una pistola en la cabeza.

Ese día, los maleantes les robaron la recaudación del día, incluso se llevaron sus teléfonos, pero les un celular donde les llamarían para exigirles la extorsión. Choj narra que al día, si bien le iba, ganaba Q50, cerca de unos Q1 mil 500 al mes.

Choj explica que de su bajo salario, debía pagarle a los integrantes del Barrio 18, una de las pandillas que más extorsiona en Quetzaltenango.

Pareja quetzalteca sueña con llegar a Estados Unidos

Lynda Chávez, y Alexander Cardona, ambos de 19 años, es una pareja de quetzaltecos originarios de la colonia San Antonio, zona 7 de Xela, que están en la caravana que se dirige a Estados Unidos.

Chávez, hace año y medio, le envío una solicitud de amistad en Facebook a Cardona, sin pensar que estarían esta semana en un albergue en la terminal de buses de Juchitán, en la mitad de México.

Lynda dice que está embarazada y que el sueño es que sus hijos nazcan en tierras norteamericanas. Ella narra que se aventuraron a este peligrosos recorrido, debido a que no tenían trabajo y toda su famillia está en Estados Unidos.

La joven dice que Xela se ha convertido en un lugar peligroso, debido al aumento de robos y extorsiones, y que así no se puede vivir.

Información y fotos: Plaza Pública

Alexander Cardona peina a su pareja, Lynda Chávez, frente a una tienda de Niltepec. La mujer está al segundo mes de embarazo