La historia de Henry, el niño que quiere construir su futuro desde la basura

May 31, 2018 | Noticias | 1 Comentario

Por Shirlie Rodríguez |

Henry Coyoy Coyoy, es un niño de 13 años, quien no va a la escuela por las mañanas y trabaja desde hace dos años en el botadero municipal de Quetzaltenango, al pie del volcán Santa María, en el cantón Chuicaracoj.

Acompaña a su papá de las 8 a 17 horas, porque no tiene otra opción. Su vida transcurre entre moscas, hedor y basura. Su objetivo del día es ganar Q40 para llevarlos a su casa para los gastos cotidianos. A Henry le corresponde apoyar a sus dos hermanos menores, pues ese es uno de los gajes de ser el primogénito.

Henry es el encargado de separar los recipientes plásticos y cualquier material reciclable. Este se lo entrega a su jefe, quien se encarga de pesar el material que encuentra. Henry ya no estudia, solo llegó a sexto grado, donde aprendió lo básico, leer y escribir. No sabe si regresará a las aulas, pero se siente orgulloso que durante el tiempo que asistió a la escuela, nunca perdió un curso.

Henry vive cerca del basurero, cada día sube a un camión para llegar hasta las entrañas del basurero, donde cada día llegan más de 30 camiones con más de 90 toneladas de desechos, la mayoría reciclables. Henry tiene sueños, pero el que más suena es ser piloto de camión.

La vida de Henry transcurre, como la de muchos otros niños en el botadero, en la cotidianidad de buscar plásticos, vidrio, metal y conseguir venderlo a recicladoras y llevar sustento a casa. La vida de Henry transcurre entre la proliferación de plagas y el deseo de salir de la pobreza.

1 Comentario

  1. Jose. Tizol

    al berlo niño regreso a la mia quisas diferente pero asi de sufrida y deme decirle que todos los sueños iluciones que ensierra su mente pidele mucho a Dios que el respondera a cada una de ellas Dios te bendiga

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *