El presidente Donald Trump anunció que hará un recorrido el viernes por la zona afectada por un poderoso tornado en Tennessee que dejó un rastro de destrucción y por lo menos 25 muertos en la zona central del estado.

“Nuestros corazones están llenos de dolor por las vidas que se perdieron”, dijo el presidente durante una rueda de prensa en la Asociación Nacional de Condados, en Washington. “Esos tornados son simplemente furiosos”, señaló Trump, citado por el New York Times.

Funcionarios dijeron que la envergadura de los daños continúa siendo imposible de valorar, al tiempo que el número de víctimas aumentaba y un buen número de personas continuaban desaparecidas. En el condado de Putnam se reportaron por lo menos 16 muertes, mientras otras víctimas fatales se reportaron en los condados Davidson, Benton y Wilson.

El presidente Trump agregó que está trabajando en cercana coordinación con funcionarios estatales y que la Agencia Federal para la Atención de Desastres (FEMA, por sus siglas en inglés) ya está en la zona afectada.

En Nashville, muchos edificios fueron destruidos y las calles quedaron cubiertas de escombros. Sólo en Nashville se reportaron 48 estructuras que habían colapsado parcial o totalmente.

“Se trata de un masivo acto de la naturaleza”, dijo el alcalde de Nashville, John Cooper.

No se descarta que el número de víctimas aumente, en la medida que los rescatistas retiren cadáveres de entre los escombros.

Con información de La Voz de América