Fuerzas talibanes provocaron una enorme explosión el miércoles en la sede de una ONG internacional basada en la capital de Afganistán, que dejó una cifra no revelada de heridos y provocó el enfrentamiento con militares afganos, según reportes preliminares de las autoridades de la nación.

Al menos nueve afganos resultaron heridos en el suceso, según el portavoz del Ministerio de Salud Pública Wahid Mayar. En un primer momento no estaba claro si había víctimas extranjeras. Una gran columna de humo se alzaba desde el lugar y se oían disparos esporádicos.

El ataque fue dirigido al grupo humanitario conocido como Counterpart International, que tiene oficinas cerca de la sede del fiscal general de Afganistán, según el portavoz del Ministerio del Interior Nasrat Rahimi.

Reuters informó que el ataque fue con un coche bomba. Militantes talibanes se responsabilizaron con el incidente en el tercer día del mes sagrado musulmán de Ramadán.

El área fue acordonada y se presentaron ambulancias y camiones de la policía tras el ataque.

El portavoz del Ministerio del Interior Nasrat Rahimi dijo que al menos 80 empleados del grupo de ayuda fueron rescatados.

«Se han despejado dos pisos del edificio y, para evitar víctimas civiles, la operación se está llevando a cabo con precaución», dijo Rahimi.

Al menos nueve personas heridas fueron trasladadas al hospital, dijeron las autoridades.

Funcionarios del grupo de ayuda Counterpart, con sede en Estados Unidos que ha operado en Afganistán desde 2005, no estuvieron disponibles para realizar comentarios, reportó Reuters.

Pese al aumento de seguridad, las autoridades afganas no han logrado detener los ataques que han matado y herido a cientos de personas y han socavado la confianza en el gobierno.

Todo ello pese a que continúan las conversaciones entre EE.UU. y los talibanes en Qatar.

La explosión del miércoles se produjo a poco más de dos semanas de que hombres armados atacaran al ministerio de comunicaciones en el centro de Kabul, matando al menos a siete personas en un ataque que se atribuyó el Estado Islámico.

Con información de La Voz de América