Por Fernando Castellanos

Texto cortesía de Fototeca Digital

El 18 de abril de 1902, día viernes aproximadamente a las 20 horas con 24 minutos, cuando la mayoría de la población dormía, un terremoto azotó Quetzaltenango.

A lo largo de la historia, Quetzaltenango ha sufrido varios terremotos, pero no tan devastadores como el ocurrido el día de San Perfecto, el 18 de abril de 1902, esa es la razón por la que siempre se recuerda.

Se sabe que hubieron varios sismos precursores al evento, uno de ellos ocurrió el 18 de enero, que dejo leves daños, exactamente tres meses antes.

Según un documento de Oscar H. Horst, profesor emérito en el departamento de geografía de Wertern Michigan University, desde finales del enero de 1902, empezaron asentirse temblores en el altiplano de Guatemala y que en los siguientes meses aumentaron de intensidad. Según Horst, ese mismo día, el 18 de abril, la ciudad de Guatemala se vio afectada por una gran tormenta eléctrica y que la lluvia inundó algunas zonas de la misma.


Fue determinado que el sismo había tenido su epicentro en la Costa Cuca y que Quetzaltenango había sido la más afectada, quedando en ruinas; San Marcos y San Pedro Sacatepéquez, también había sido seriamente dañadas, además se reportaron daños en Coatepeque, Champerico y Ocós. 


El Presidente de ese entonces, Manuel Estrada Cabrera, mando hombres y víveres a las zonas más afectadas, más de 1,000 indígenas de Quiché, Huehuetenango y Totonicapán llegaron a Quetzaltenango para levantar escombros y sepultar a los fallecidos, al igual que llegaron soldados para mantener el orden. El gobierno, autorizó el monto de 80,000 pesos para los trabajos de auxilio.

Este evento telúrico, inspiro a Mariano Valverde a componer el bello vals “Noche de Luna Entre Ruinas”; la madre de este, falleció bajo los escombros de su casa esa fatídica noche; también dio origen a la historia del “Judío Errante” que estaba en esta ciudad esa noche.

Todas las fotografías, obra de Tomás Zanotti.

Todos los derechos sobre el texto y secuencia de fotografías 
©Fototeca Digital Quetzaltenango 2019.

A %d blogueros les gusta esto: