Líderes de los países sudamericanos que comparten territorio en la selva del Amazonas, se reúnen este viernes en la ciudad de Leticia, localizada en extremo sur de Colombia, y fronteriza con Perú y Brasil.

Los mandatarios buscan dialogar para fortalecer la protección de la Amazonia, la selva tropical más grande del mundo y considera como uno de los pulmones más importantes del planeta.

Asisten a la cumbre de un día los presidentes Evo Morales, de Bolivia; Iván Duque, de Colombia; Martín Vizcarra, de Perú y Lenin Moreno, de Ecuador, así como el vicepresidente de Surinam, Michael Adhin.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, participará vía videoconferencia debido a restricciones médicas que le impiden tomar un avión.

El anuncio de la reunión lo hico Bolsonaro y la convocatoria la presentó el presidente Duque. La idea es mejorar una cooperación que comenzó con la firma en 1978 de un tratado por ocho países amazónicos pero que se ha varado en medio de un aumento de las amenazas de los cambios climáticos y la tala indiscriminada.

Al término de la Cumbre, los presidentes suscribirán el ‘Pacto de Leticia por la Amazonía’, que contendrá una serie de actividades que deberán emprender no solo los países amazónicos, sino también las naciones de la región y la comunidad internacional, en general.

La decisión de celebrar este encuentro de mandatarios de la región amazónica, surgió durante el reciente V Gabinete Binacional de los gobiernos de Colombia y Perú, realizado en la ciudad de Pucallpa, Perú, donde los presidentes Duque y Vizcarra expusieron la importancia de avanzar en un trabajo coordinado entre los Jefes de Estado de la región para garantizar la protección de la Amazonía.

Recientemente, la mirada del mundo se ha enfocado en el Amazonas debido a los voraces incendios que han quemado un aproximado de 29.944 km², según reportes del Instituto de Investigaciones Espaciales brasileño (INPE).

En la pasada reunión del G7, los presidentes de ese grupo ofrecieron 20 millones de dólares para utilizarlos en la recuperación y prevención de estos incendios. Sin embargo, Bolsonaro ha dicho que no los aceptará ya que lo considera una injerencia a la soberanía de Brasil y porque acusa al presidente de Francia, Emmanuel Macron, de llamarlo mentiroso.

Con información de La Voz de América