El grupo de ataque del portaaviones USS Abraham Lincoln y cuatro bombarderos B-52 han llegado a la región de Medio Oriente, después de preocupaciones de que Irán está planeando un ataque contra objetivos estadounidenses.

Un portavoz del Comando Central de EE.UU. dijo a la VOA que el grupo de ataque del portaviones completó su tránsito el jueves por el Canal de Suez mientras los bombarderos B-52 también se trasladaron a la región el miércoles y jueves.

El presidente Donald Trump habló sobre el incremento militar en la región: «Tenemos información que ustedes no desean conocer. Fueron muy amenazantes y solo queremos tener … Tenemos que tener una gran seguridad para este país y para muchos otros lugares».

Los militares estadounidenses llegaron al Medio Oriente cuando los líderes europeos denunciaron amenazas de Irán de dejar de frenar su programa nuclear, una medida que violaría el acuerdo mundial de 2015.

A pesar de la retirada de Estados Unidos del acuerdo, el presidente Trump introdujo nuevas sanciones el miércoles a las exportaciones de metales de Irán, principales fuentes de ingresos para el país de Asia occidental.

Las sanciones han creado un dilema para los aliados europeos de Washington, que han dicho que comparten preocupaciones sobre el comportamiento de Irán, pero creen que la estrategia de Trump probablemente será contraproducente.

El ayatolá Yousef Tabatabai-Nejad dijo el viernes que el costoso portaaviones «puede ser destruido con un solo misil», según informó la agencia de prensa ISNA.

Con información de La Voz de América