El secretario de Estado Mike Pompeo dijo el miércoles que Estados Unidos estaba preparado para tomar medidas militares para detener la agitación en Venezuela.

“La acción militar es posible. Si eso es lo que se requiere, eso es lo que hará Estados Unidos «, indicó Pompeo en una entrevista con Fox Business Network, pero agregó que EE.UU. preferiría una transición pacífica del poder en el país.

Entre tanto, Pompeo reveló que el presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro, estaba listo para abandonar el país este martes, pero sus aliados le dijeron que se quedara.

«Tenían un avión en la pista. Estaba listo para partir esta mañana, según sabemos. Los rusos le indicaron que debía quedarse», indicó Pompeo en declaraciones a medios de prensa estadounidenses.

Pompeo agregó que puede que tome un poco más, pero tiene confianza de que el pueblo venezolano recuperaría su democracia y que los rusos saben cuál es la posición de EE.UU.

El secretario de Estado también reiteró el mensaje de la Casa Blanca respecto a Venezuela de que “todas las opciones están sobre la mesa, mencionando explícitamente una opción militar.

“Estamos trabajando para asegurarnos que eso no suceda”, dijo Pompeo, “pero no creo que nadie deba confundirse: si el presidente toma esa decisión, si elige la opción militar, Estados Unidos tiene la capacidad militar para ejecutar esa acción de una manera que logre el resultado que el presidente intente”.

Rusia rechaza afirmación de Pompeo

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia rechazó el miércoles la sugerencia de Washington de que persuadió al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para que no huya ante la crisis política que vive el país, al describirla como parte de una “guerra de la información”.

Al ser consultada sobre los comentarios de Pompeo, la portavoz de la cancillería rusa, Maria Zakharova, dijo a Reuters que estas declaraciones eran parte de una “guerra de la información”.

Moscú ha acusado previamente a Estados Unidos de intentar fomentar un golpe de Estado en Venezuela, un cercano aliado de Rusia, y de tratar de desmoralizar al Ejército mediante la propagación de noticias falsas.

A primeras horas del martes, el presidente interino Juan Guaidó apareció en un video junto al preso político y líder opositor Leopoldo López y un grupo de militares frente a la base aérea La Carlota pidiendo a civiles y uniformados que se unieran a ellos para el «cese definitivo de la usurpación».

Este ha sido el movimiento más audaz de Guaidó desde que asumió como presidente encargado, el pasado 23 de enero, para persuadir a los militares de que se levanten contra Maduro.

Al preguntarle sobre cuál sería su mensaje para Maduro, Pompeo respondió: «¡Enciende el avión!».

Sin embargo, otro aliado de Venezuela fue quien recibió una amenaza por parte de EE.UU. El presidente Donald Trump advirtió a Cuba que si no cesa sus operaciones en Venezuela, habrá un «completo embargo».

«Si las tropas y milicias cubanas no CESAN inmediatamente sus operaciones militares y otras operaciones con el propósito de causar la muerte y destrucción de la Constitución de Venezuela, un total y completo embargo, junto con sanciones de alto nivel, serán aplicados a la isla de Cuba. Ojalá todos los soldados cubanos regresen pronta y pacíficamente a su isla», tuiteó Trump.

Con información de La Voz de América

A %d blogueros les gusta esto: