El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo el martes durante una visita a Rusia que su país está comprometido a mejorar las relaciones con el Kremlin.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, le dijo por su lado a Pompeo que era hora de que Rusia y Estados Unidos comiencen una nueva forma constructiva de trabajar juntos.

El intercambio se produjo en el encuentro de ambos diplomáticos en Sochi, Rusia.

La crisis en Venezuela es parte de la agenda, así como lo que sucede en Siria e Irán.

Pompeo le dijo a Lavrov incluso que los dos países podrían no estar de acuerdo en todo, pero que había espacio para la cooperación, particularmente en la lucha contra el terrorismo y la no proliferación nuclear.

Se espera que Pompeo se reúna también con el presidente ruso, Vladimir Putin. El portavoz de Putin, Dmitry Peskov, dijo a la prensa que Corea del Norte y su programa nuclear está también en los temas a abordar.

Previo a su viaje, Pompeo tuiteó que Moscú y Washington estaban de acuerdo en algunos temas y discrepaban en otros, pero añadió que es «nuestra responsabilidad encontrar un camino hacia delante».

Está previsto que Putin acuda a una instalación militar en el sur que fabrica algunos de los cazas más modernos de Rusia. Cuando se le preguntó si se había programado la visita de forma deliberada para que coincidiera con el viaje de Pompeo, Peskov alegó que se trataba de una visita rutinaria y no de un «mensaje» para nadie.

Putin estuvo el lunes en otra fábrica de aviación militar y presidió una reunión en el complejo militar industrial.

Con información de La Voz de América

A %d blogueros les gusta esto: