Por Carlos González |

600 escritorios fueron remozados por padres de estudiantes del Instituto Técnico Industrial de Quetzaltenango.

Las autoridades del instituto manifestaron que se solicitó el apoyo a los padres al momento de la inscripción y cada uno se llevó el escritorio y lo reparó.

«Se indicó que se debía colocar el nombre en cada escritorio para que cada estudiante sea responsable del cuidado», explicó la directora del centro educativo, Lilian Noemí Barrios Barrios.

Los escritorios en el centro educativo son limitados, pese a que ya se ha solicitado apoyo a las autoridades educativas.