Por Shirlie Rodríguez |

En el Juzgado de Femicidio de Quetzaltenango se desarrolló la audiencia de primera declaración del futbolista de Deportivo Mixco, Marco Pablo Pappa.

En la audiencia, la Fiscalía del Ministerio Público (MP) dio a conocer la acusación que deriva de una denuncia hecha por la víctima (novia en ese momento del jugador), en enero de este año, en Quetzaltenango.

Según los hechos que narró el fiscal, la víctima llegó a la Fiscalía de la Mujer a presentar la denuncia, tres días después de que ocurrieron los hechos, en donde se hace referencia a que Pappa se encontraba en estado de ebriedad y pateó a su novia, además le propinó puñetazos en los brazos, lo cual le causó moretones.

Los hechos ocurrieron, el 21 de enero de este año, y según indica la denuncia, el futbolista trató de “estúpida” a la víctima. El fiscal indicó que existían medios suficientes para ligar a proceso al futbolista, porque era evidente el círculo de violencia en el que estaba la víctima, quien desistía al reconciliarse con el acusado.

Se dio a conocer en la audiencia que la víctima desestimó la denuncia en contra de Pappa y declaró ante el juez para ratificarlo, pero el juez, Plácido Gómez, resolvió ligarlo a proceso por el delito de violencia contra la mujer en su manifestación física.

“No es un capricho del sistema de justica procesar a alguien, es sentar bases para cambiar y no tratar a la mujer de esta manera. Por ser futbolista tiene más energía y fuerza, son condiciones desiguales”, resaltó el juez.

Pappa fue beneficiado con medidas sustitutivas y debe presentarse a la Fiscalía de Gerona, cada 15 días, y pagar una caución económica de Q5 mil para no ingresar a prisión. Tendrá tres días para pagar y la fiscalía tendrá tres meses para documentar la investigación.