Por Carlos González |

El gobernador departamental de Quetzaltenango, Julio César Quemé Macario, pidió a los quetzaltecos mantener la calma y evitar la división ante la decisión del Gobierno de Guatemala de poner fin al acuerdo que le dio vida al funcionamiento de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

Sobre las movilizaciones de varios sectores de la ciudad, el gobernador expresó. «Nosotros somos respetuosos de la libre expresión de las personas, los colectivos tienen sus razones para pronunciarse”.

El funcionario, quien no ha sido ratificado en el puesto por parte del Ejecutivo, pidió a los quetzaltecos que se mantenga la calma y evitar la polarización.