Por Shirlie Rodríguez |

El gobernador departamental de Quetzaltenango, Julio César Quemé, tiene un proceso de antejuicio en desarrollo y por ello se programó la audiencia para que el denunciante y el funcionario se presentaran ante el juez para declarar, pero Quemé decidió no llegar.

El proceso de antejuicio fue designado al Tribunal Primero de Sentencia Penal de Quetzaltenango para la pesquisa.

El denunciante se presentó a declarar con la secretaria del Tribunal en donde dio a conocer los hechos, donde hace referencia que en noviembre del año pasado, él se pronunció en contra del trabajo que ha hecho el gobernador, esto lo hizo en las redes sociales, y al poco tiempo recibió llamadas a su celular y era el gobernador, quien lo citó a cercanías del edificio de Gobernación Departamental.

En la declaración entregada ante el Tribunal, el denunciante debe indicar el detalle de las acciones en las que pudo incurrir el funcionario.

Quemé fue citado para presentarse a dar su declaración y algunas pruebas de descargo, pero decidió enviar un documento escrito en donde se pronuncia por este caso.

EL paso a seguir en el proceso es que el Tribunal reúne la información proporcionada por las dos partes involucradas en el caso, después se hace un informe que será trasladado a los magistrados de la Sala Quinta de Apelaciones que son los responsables de analizar nuevamente el tema y así determinar si es viable retirarle o no la imunidad a Quemé. Este es el primer proceso de antejuicio para el gobernador durante el tiempo que ha estado en el cargo.