Luego de una supervisión y monitoreo de personeros de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) en la Comisaría 41 de la Policía Nacional Civil (PNC) de Quetzaltenango, se evidenció la falta de vehículos en la institución.

La auxiliar de la PDH en Quetzaltenango, Flor Gómez, dijo que se determinó que la Comisaría tiene asignadas 38 patrullas, de las cuales 11 están inservibles.

«En promedio se tiene una patrulla para cada municipio del departamento, aunque se conoce que en algunos casos una patrulla presta servicio de vigilancia en dos localidades», explicó Gómez.

La Procuraduría indicó que para el departamento están asignadas 18 motocicletas, de las cuales solo seis funcionan.

Verifican resguardo de equipo

Gómez comentó que también se verificó la forma en que se almacenan las municiones, debido a que, en fecha reciente en la Universidad Rafael Landívar (URL), una bomba lacrimógena afectó a estudiantes y en las investigaciones se conoció que el incidente ocurrió en la Comisaría.

«Lamentablemente no hablamos con la persona encargada de esta área, pero seguiremos agendado vistas periódicas», dijo la delegada de la PDH.

Con información de Erick Colop