Con información de Henry Popá.

Quetzaltenango. La persona originaria de Almolonga y que falleció el jueves pasado por Coronavirus COVID-19, habría acudido a un sanatorio privado. Personal del Centro de Atención Permanente (CAP) fue dejado en cuarentena preventiva, también se inició una investigación en el hospital a donde acudió, donde podrían realizar pruebas a personal de ese centro asistencial.

Según autoridades, previo a buscar la asistencia médica en el CAP, la persona acudió a sanatorio privado pero no encontró solución a sus problemas de salud.

Debido a ese caso, dos enfermeras, un médico y una persona de intendencia del CAP quedaron en cuarentena permanente, debido a que tuvieron contacto cercano con el paciente y fueron quienes lo trasladaron al Hospital Regional de Occidente (HRO) donde falleció. También se iniciará un proceso en el sanatorio privado para evaluar al personal que tuvo contacto con la persona portadora del COVID-19.

El fallecido, originario de Almolonga es el cuarto caso que se registra en ese municipio y fue llevado del CAP a la Emergencia del HRO donde murió a su ingreso; era hipertenso y padecía de diabetes. Debido al COVID-19 su estado se complicó y tuvo complicaciones para respirar, lo que a la postre le costó la vida.