Con información de Shirlie Rodríguez / Foto portada (USAC, Guatemala), con fines ilustrativos.

Quetzaltenango. En la ciudad altense realizan la presentación de estudio sobre acoso en la Universidad San Carlos de Guatemala, en este se evidencia que cientos de mujeres han sido víctimas de este tipo de violencia.

La secretaria de Asuntos de Género de la Asociación de Estudiantes Universitarios, Molly Acevedo, menciona que durante la realización de este estudio, se denunciaron más de 700 casos en tres meses. La mayoría de estas denuncias tenían como víctimas a mujeres estudiantes.

Entre los victimarios, figuran catedráticos, estudiantes, además de personal administrativo y operativo. Según los datos que reveló esta investigación, los casos de acoso suceden en su mayoría de día.

Acevedo menciona que el estudio será aplicado en diferentes centros universitarios como el Centro Universitario de Occidente (CUNOC), explica que las denuncias son constantes y buscan dar un respaldo a las víctimas de acoso en las instalaciones de la universidad.

Una minoría de víctimas en este estudio son hombres, ellos se denominan de la comunidad LGBTIQ+, en su mayoría los que ejercen el acoso contra este sector son los encargados de seguridad de la universidad.

Victoria, Novoa Buitrago, de ONU Mujeres, refiere que en Guatemala no existe un delito para el acoso y esto deja en vulnerabilidad a las víctimas de estas acciones. A través del estudio, se generó en la facultad de Derecho una iniciativa para que sea un delito el acoso.

Novoa hace el llamado a la población para atender los casos de acoso. Agrega que las víctimas son las juzgadas y criticadas, mientras que las personas agresoras no. Menciona que se necesitan grupos de apoyo para los afectados, para instarlos a denunciar los hechos.