Al menos 20 personas murieron por explosión de ducto de Petróleos Mexicanos (PEMEX) en el estado de Hidalgo, México . El gobernador Omar Fayad informó que el Ejército activó el Plan DN-III para atender la contingencia.

El presidente, Andrés Manuel López Obrador llamó a todo el gobierno a prestar auxilio a la población en el sector de Tlahuelilpan donde ocurrió el siniestro.

Más de 60 personas resultaron heridas por la explosión derivada de una fuga de combustible.

PEMEX confirma que la toma donde ocurrió la explosión, era clandestina. En el principio de la fuga, personas aprovecharon para robar combustible.

Momentos después, se confirmó que un segundo ducto de PEMEX, estalló, ahora en la comunidad de Paso de Mata, en el municipio de San Juan del Río, estado de Querétaro, México.