Vía @el_Periodico

El medio de comunicación «El Periódico» publica sobre nuevo escándalo en el que está involucrado el futbolista nacional del CSD Xelajú MC, Marco Pappa.

El futbolista fue denunciado nuevamente ante un juzgado de Delitos de Femicidio y otras formas de violencia contra la Mujer y Violencia Sexual a menos de un año de su captura por agredir a su expareja.

La denuncia fue presentada la semana pasada por María Andrea Aparicio Urizar quien señala al jugador de agresión física, verbal y amenaza.

Después de varias agresiones, Aparicio decidió presentar una denuncia penal contra el jugador. “Llegué a mi límite y no podía tolerar más la situación. Espero que con lo que hice, él ya no pueda agredir a más mujeres”, manifestó.

Aparicio Urizar es hija del empresario Jaime Ramón Aparicio Mejía quien está vinculado en el caso Construcción y Corrupción y de Vivian Soraya Urízar Estrada, amiga cercana de la exvicepresidenta Roxana Baldetti.

Marco Pappa fue denunciado anteriormente por su expareja, Francesca Marie Kennedy por haberla agredido. El futbolista fue capturado el 10 de enero de 2018 y se le vinculó a proceso penal por el delito de violencia contra la mujer en su modalidad física.

En este último caso, fue beneficiado con una medida sustitutiva, pago de fianza de Q.10 mil y fue arraigado, le prohibieron ingerir alcohol y se le ordenó asistir a reuniones de Alcohólicos Anónimos.

El jugador viaja en estos momento rumbo a Cobán, para jugar con CSD Xelajú MC el partido por la jornada 4 del torneo Clausura 2019, este miércoles a las 18:00 horas en el estadio José Ángel Rossi. Se incorporó en la capital a la delegación altense, pues pidió permiso para adelantarse de la salida en Quetzaltenango para solucionar «problemas personales».