Crece la presión internacional contra gobierno de Daniel Ortega

Jun 25, 2020 | Actualidad, Internacionales, Noticias, Portada | 0 Comentarios

El Consejo Federal del gobierno de Suiza impuso sanciones financieras y de viaje a seis funcionarios sandinistas, otra presión sobre el gobierno de Daniel Ortega, que se une a sanciones de Estados Unidos y al reciente llamado del secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para que el organismo declare que existe una alteración del orden constitucional en Nicaragua.

Esto último, de aprobarse, podría llevar a que se aplique la Carta Democrática y se suspenda al país del organismo regional.

El excanciller nicaragüense, Francisco Aguirre Sacasa, valoró el impacto de las sanciones del Consejo Federal del gobierno de Suiza.

“Yo no creo que los sancionados por el gobierno norteamericano tengan ningún activo financiero en los Estados Unidos, ni tampoco interés en estar viajando a los Estados Unidos, pero los países de Europa sí son más atractivos para ellos. Y el sistema financiero europeo, del cual el sistema bancario suizo, es un elemento clave, podría haber sido un lugar donde algunos de ellos tenían activos financieros”, dijo el exdiplomático.

Sacasa explicó que “el universo de países que están incómodos con la situación política en Nicaragua no va disminuyendo y más bien va creciendo.  Suiza es uno de los centros de bancos más importantes del mundo y lo que está diciendo el gobierno suizo es que está cerrando su sistema financiero a una parte de los funcionarios del Carmen (Casa presidencial)”.

“Las medidas decididas consisten en congelar los activos de estas personas y prohibir la entrada a Suiza o el tránsito por nuestro país. Actualmente se dirigen a dos asesores personales del presidente Daniel Ortega y cuatro representantes de alto rango de la judicatura y la policía, acusados ​​de graves violaciones de los derechos humanos», señala el comunicado del Consejo federal de Suiza y aclaran que dichas sanciones «no se aplican al pueblo de Nicaragua».

Los sancionados por Suiza alcanzan a la exministra de Salud, Sonia Castro, Néstor Moncada Lau, asesor en seguridad; y a los comisionados generales Francisco Díaz, Ramón Avellán, Luis Pérez Olivas y Justo Pastor Urbina.

Suiza llamó al gobierno a respetar y cumplir los acuerdos firmados en marzo del 2019 con la oposición y que se realice «una verdadera reforma electoral. En vista de sus cuarenta años de compromiso con el desarrollo de Nicaragua, Suiza está lista para apoyar los esfuerzos encaminados a una solución pacífica del conflicto sociopolítico», expone la nota que informa que dichas sanciones entraron en vigor a partir de este 24 de junio.

La reunión virtual del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos celebrada el miércoles trató el caso de Nicaragua. “Recomiendo al Consejo Permanente que declare que hay una alteración del orden constitucional que afecta gravemente el orden democrático” , dijo el miércoles en la sesión el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Además indicó que “persisten patrones represivos de ataques a las libertades públicas” en el país, prohibiendo “cualquier forma de disidencia” mediante ataques a la prensa, a defensores de derechos humanos y el despliegue de grupos paramilitares.

Sobre este tema, el exembajador de Nicaragua ante la OEA, Mauricio Díaz, explicó que este “es el paso previo a la aplicación del artículo 21″, que según la Carta Democrática del organismo es parte del mandato de los ministros de relaciones exteriores del bloque. «Es un hecho que Nicaragua es ahora un país aislado, no vi una representación hablando a favor de lo que ahora está haciendo el gobierno. Se juntaron dos temas la institucionalidad que está totalmente rota y el mal manejo de la pandemia», expresó.

Para Díaz se agotaron los procesos diplomáticos que establece la carta y lo que corresponde es que el Consejo convoque a una reunión de cancilleres.

En la sesión virtual de la OEA el miércoles, la representante de México, Luz Elena Baños, expuso la posición del gobierno, haciendo énfasis en la necesidad del diálogo hacia Nicaragua, enmarcado en el principio de «autodeterminación del pueblo nicaragüense».  «El diálogo es la vía para alcanzar soluciones sostenibles», dijo la diplomática.

Aunque estuvo presente durante la sesión del Consejo Permanente, la delegación de Nicaragua no intervino durante la discusión.

Por ahora, se espera el resultado de la votación en la OEA donde se tendrían que conseguir los votos suficientes para suspender a Nicaragua del organismo hemisférico.

Con información con Daliana Ocaña / La Voz de América  

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *